¿Será el principio del fin de la humanidad”, Elon Musk presentará un robot humanoide que podrían sustituir a los humanos, a partir del 2022

“Blade Runner”, “Ex Machina”, “Yo robot”, “Terminator”, “Matrix” e incluso «WALL·E» comparten un concepto común: la Inteligencia Artificial (IA). En estas películas, las máquinas inteligentes eventualmente superan a sus creadores humanos, amenazando directamente la existencia misma de la humanidad. Pero lo que alguna vez se consideró una amenaza fascinante e inminente se ha convertido en un recurso pasado de moda. Además algunos expertos dicen que todavía estamos muy lejos de los siguientes niveles en IA, e incluso es posible que nunca lleguemos a controlarla por completo.

Sin embargo, la respuesta a si los humanos serán erradicados por la IA no es tan simple. Por otro lado, nos encontramos con que los principales defensores de la amenaza existencial de la IA advierten que no solo estamos en peligro, sino que también es inminente. Y tal vez desviaríamos escuchar a estos últimos, ya que el CEO de Tesla, Elon Musk, ha anunciado durante el AI Day que la de automóviles eléctricos fabricará robots humanoides en masa a partir del 2022.

“Tesla Bot”

Elon Musk sorprendió a todo el mundo al presentar el “Tesla Bot”, un robot humanoide de aproximadamente 1,7 metros de altura, un peso de unos 56 kilos y una pantalla en vez de rostro. Según Musk, el robot humanoide sería capaz de levantar 68 kilos y transportar alrededor de 20 kilos, aunque se desplazará a tan solo solo 8 km/h.

“Lo estamos configurando de manera que sea a un nivel mecánico, a un nivel físico, puedes huir de él y muy probablemente dominarlo”, bromeó Musk.

El robot funcionará con el software Autopilot de Tesla y tendrá ocho cámaras para alimentar la red neuronal que ha desarrollado para su software full self-driving (FSD). Dicha red neuronal está diseñada para ayudar a un vehículo Tesla a analizar su entorno, identificar rutas e imágenes y determinar qué hacer cuando encuentra obstáculos.

“Nuestros vehículos son robots semi sensibles sobre ruedas”, explicó Musk, y agregó que tiene sentido poner el software en una forma humanoide.

El magnate de la tecnología dijo que las empresas idealmente usarían el robot para realizar trabajos repetitivos y peligrosos. Además, la prueba real será cuando el robot “navegue” por el mundo sin que se le diga explícitamente qué hacer.

“Tiene profundas aplicaciones para la economía”, enfatizó el CEO de Tesla. “En el futuro, el trabajo físico será una opción.”

Musk también ofreció una representación visual de cómo será el robot humanoide, pero Tesla aún no lo ha construido. La compañía tiene pensado desarrollar un prototipo en algún momento del próximo año. Al parecer, el “Tesla Bot” encaja perfectamente en la misión de Tesla y tendría muchos de los mismos materiales que la compañía usa para sus vehículos.

“Tesla está haciendo las piezas necesarias para un robot humanoide útil, así que supongo que probablemente deberíamos hacerlo”, explicó Musk. “Y si no lo hacemos, alguien más lo hará, así que supongo que deberíamos hacerlo y asegurarnos de que sea seguro.”

Ahora bien, ¿qué credibilidad tiene el anuncio del “Tesla Bot”? Si bien Musk no ha ofrecido una fecha límite para el lanzamiento del prototipo, anteriormente hizo otras grandes presentaciones sobre futuras tecnologías. En el “Autonomy Day” de Tesla en 2019, Musk dijo que la compañía tendría 1 millón de robotaxis en las carreteras para finales de 2020 . Sin embargo, aún no han presentado ningún automóvil completamente autónomo, ya que su software Full Self-Driving aún requiere un operador con licencia para monitorear el vehículo.

¿Salvador de la humanidad?

Musk se está mostrando incongruente con la inteligencia artificial. En varias ocasiones el CEO de Tesla ha advertido sobre los peligros de la IA. E0n una de sus entrevistas más famosas, Musk explicó al New York Times en 2020 que nos dirigimos hacia una situación en la que la IA es mucho más inteligente que los humanos. De hecho, Musk tiene una relación muy compleja con la inteligencia artificial. No cree que la IA sea necesariamente negativa y una tecnología que deba evitarse a toda costa. Todas sus empresas dependen en gran medida de la inteligencia artificial de una forma u otra. Además, Musk también se muestra preocupado con los problemas prácticos de la IA, como la pérdida de empleo creada por la automatización.

No obstante, quiere que la tecnología se desarrolle de manera responsable, con la información y la supervisión adecuadas. Y, si los gobiernos no lo hacen, él lo hará. Durante la última década, el magnate de la tecnología ha invertido innumerables recursos en empresas y tecnología que promueven el desarrollo responsable de máquinas inteligentes. Aún más, supuestamente está trabajando en tecnología que les daría a los humanos una ventaja en el potencial apocalipsis de la IA. Pero el reciente anuncio del “Tesla Bot” demuestra todo lo contrario.

Los peligros de la IA

La llegada de la automatización de la IA ha provocado un cambio importante en el estilo de vida humano moderno. Las tareas que alguna vez requirieron trabajo manual, hoy se pueden realizar sin esfuerzo. Esto significa que los usuarios tienen más tiempo libre y buscan nuevas experiencias para llenar ese vacío. Sin embargo, esta búsqueda de nuevas experiencias es más fácil para algunas personas que para otras, lo que tiene un grave impacto social y psicológico en la sociedad.

Uno de los ejemplos más evidentes de los efectos negativos de la IA sería el incidente que involucró a un sistema de IA médica racista que puso en peligro millones de vidas. El sesgo racial de la sociedad humana entró en la IA a través de conjuntos de datos utilizados para entrenar ese sistema de IA. Esto llevó a que millones de afroamericanos sufrieran las consecuencias debido a que no recibían un tratamiento lo suficientemente adecuado.

Además de estos, hay impactos mucho más siniestros, como la manipulación de las redes sociales, que está cambiando nuestro punto de vista, la falta de privacidad y seguridad como es evidente en el sistema de crédito social de China, etc. El principal problema con todos estos efectos negativos de la IA es que ni siquiera pensamos en estos efectos hasta que están ocurriendo. Los inconvenientes de la IA parecen superficiales cuando en realidad está trabajando en un nivel más profundo, cambiando la sociedad tal como la conocemos.

La rápida expansión de la tecnología de la IA necesita una regulación y seguimiento constante antes de que sus consecuencias negativas irreversibles. Los gobiernos no tienen que protegernos de la IA, sino más bien de tipos como Musk, que conseguirán que las películas distópicas y mundos apocalípticos al estilo Terminator sean toda una realidad dentro de muy poco.

¿Crees que el “Tesla Bot” es el comienzo del fin de la raza humana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares