¿Otra señal apocalíptica?, La nieve antártica se vuelve “rojo sangre”

Es extremadamente importante para los creyentes de las profecías poder identificar los signos de los últimos tiempos, es decir, los eventos que nos indican que el fin está cerca, y eventos como guerras, conflictos, epidemias, el cambio climático o el surgimiento de una economía global indican que el “Rapto” está cerca y que la secuencia final de eventos podría desarrollarse en cualquier momento.

De modo que los creyentes son lectores muy cuidadosos de los periódicos. Son investigadores independientes que analizan los acontecimientos actuales. Y ven esos eventos a través de un prisma particular de interpretación bíblica que los lleva a considerar cualquier evento que se esté desarrollándose. Y ahora los expertos en la materia aseguran que ha aparecido una nueva señal apocalíptica en el mundo, y no es el coronavirus. La nieve ha adquirido un color rojo sangre de aspecto siniestro en una estación de investigación ucraniana en la Antártida.

Nieve de sangre

Durante varias semanas, los científicos que trabajan en la Base de Investigación Vernadsky en la Antártida han estado rodeados de lo que llaman “nieve de frambuesa (o sandía)”. Las imágenes publicadas el lunes por el Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania mostraron el extraño fenómeno, que según los científicos es causado por las algas de nieve microscópicas cuando las condiciones climáticas son favorables durante los meses de verano en la Antártida.

El ministerio explicó que las algas pueden sobrevivir a las temperaturas extremadamente frías durante el invierno antártico y comienzan a brotar cuando llegan temperaturas más cálidas en el verano (entre octubre y febrero). Las células de las algas tienen una capa de caroteno rojo que la protege de la radiación ultravioleta y produce manchas rojas en la nieve como “mermelada de frambuesa”. Tal nieve también contribuye al cambio climático debido a su color más oscuro.

“Debido al color rojo-carmesí, la nieve refleja menos luz solar y se derrite más rápido», dice la publicación del Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania. “Como consecuencia, produce más y más algas brillantes.”

Cuando las temperaturas más frías regresan en el invierno, las algas, que oficialmente se conocen como Chlamydomonas nivalis, se vuelven inactivas y el tinte rojo desaparece. El fenómeno natural, que también se conoce como “nieve de sandía”, se puede observar en el Ártico, los Alpes y otros ecosistemas de alta montaña, así como en la Antártida. Aunque la aparición de este fenómeno es una muy mala noticia para el planeta, ya que la Antártida ha experimentado una ola de calor de nueve días este mes y registró provisionalmente su temperatura más alta, una cifra de 18.3 ° C en la estación de investigación Esperanza de Argentina. Y la semana pasada, las imágenes publicadas por la NASA revelaron que casi una cuarta parte de la capa de nieve de una isla antártica se derritió durante la ola de calor, y un geólogo señaló que el derretimiento era más típico en un área como Alaska que en la Antártida.

“No he visto que los estanques de deshielo se desarrollen tan rápido en la Antártida”, dijo Mauri Pelto, geólogo del Nichols College en Massachusetts. “Ves este tipo de eventos de derretimiento en Alaska y Groenlandia, pero no usualmente en la Antártida».

El reloj apocalíptico está funcionando

El Libro del Apocalipsis habla sobre la destrucción masiva y muerte de millones de personas. Bueno, esto no podría ocurrido en el pasado por medios antiguos de guerra, pero ahora sí podría serlo. El libro de Apocalipsis presupone algún tipo de sistema de comunicación mundial. Por ejemplo, cuando los mártires, los dos testigos, son asesinados en el capítulo 11 de Apocalipsis, dice que todo el mundo mirará sus cuerpos muertos. Para muchos se refiere a las redes sociales y medios de comunicación.

Sin duda alguna todos estos detalles están abiertos a la interpretación, pero lo que coinciden la mayoría de creyentes es que el extraño fenómeno de la nieve de sangre, cambio climático, los recientes conflictos en todo el mundo o el coronavirus son claras señales de que estamos a las puertas del verdadero apocalipsis. Pero aún deben cumplirse otras profecías, como tiene que haber un tercer templo construido en Jerusalén; un gobernante militar que venga del norte, tal vez de Europa, para invadir el Oriente Medio y hacer cumplir un sistema mundial de religión en el mundo. Y deben aparecer estas dos figuras proféticas, que causarían todo tipo de sequías y plagas en el mundo. Aunque si lo pensamos bien, tal vez ya hayan aparecido.

¿Qué opinas sobre la nieve de sangre? ¿Se trata de una señal apocalíptica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares