ONU advierte que podríamos estar expuestos a una aniquilación nuclear

Parece que en este 2021 se está formando “la tormenta perfecta”. Y no solo por la pandemia, los terremotos o las erupciones volcánicas, sino que también las tensiones entre países están un su punto álgido. Por si aún lo sabias, el objetivo declarado de un nuevo acuerdo de defensa entre Estados Unidos, Reino Unido y Australia, bautizado como AUKUS (Australia-United Kingdom-United States, en inglés), es supuestamente mantener un “Indo-Pacífico libre y abierto”, con submarinos de propulsión nuclear vigilando. Pero puedes agregarlo a la lista de acuerdos entre las democracias que intentan contrarrestar el creciente poder de China.

La llamada asociación Quad, creada después del devastador tsunami del Océano Índico de 2004, e incluso la alianza de inteligencia “Cinco Ojos” de la Segunda Guerra Mundial ahora parecen estar centradas en China. Las crecientes alianzas han provocado la furia del gigante asiático y la preocupación de que las nuevas asociaciones puedan alimentar una peligrosa carrera armamentista en el mundo. Incluso el enfado de Pekín ha sido de tal magnitud, que ha amenazado directamente a Australia, advirtiendo que ahora es un objetivo nuclear. Y todos estos conflictos globales han llevado a la ONU ha asegurar que nos encontramos a las puertas de la aniquilación nuclear.

Aniquilación de la humanidad

Abordar la amenaza de las armas nucleares, dijo el António Guterres, secretario general de la ONU, ha sido fundamental para el trabajo de las Naciones Unidas desde sus inicios; la primera resolución de la Asamblea General en 1946 buscaba la eliminación de los armamentos nacionales de las armas atómicas y de todas las demás armas importantes adaptables a la destrucción masiva.

Guterres señala que, aunque el número total de armas nucleares ha ido disminuyendo durante décadas, unas 14.000 están almacenadas en todo el mundo, nos enfrentamos al nivel más alto de riesgo nuclear en casi cuatro décadas.

“Los Estados están mejorando cualitativamente sus arsenales, y estamos viendo señales preocupantes de una nueva carrera armamentista”, dijo Guterres durante el 76º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU esta semana. “La humanidad permanece inaceptablemente cerca de la aniquilación nuclear.”

Cooperación mundial

El pasado jueves, el jefe de la ONU pidió a todos los países que poseen tecnología nuclear que firmen el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE), que fue adoptado en 1996 y firmado por 185 países. Sin embargo, para que el TPCE entre en vigor, debe ser firmado y ratificado por 44 países titulares de tecnología nuclear específicos, ocho de los cuales aún no han ratificado el Tratado: China, Egipto, India, Irán, Israel, Corea del Norte, Pakistán y Estados Unidos.

“Hemos permanecido en este estado de limbo durante demasiado tiempo”, continuó Guterres.

2022: La última esperanza

Sin embargo, Guterres dijo que ve la decisión de Rusia y Estados Unidos de extender el Nuevo START (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) y entablar un diálogo es un signo de esperanza. Agregó que el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, que entró en vigor en enero, también constituye un paso positivo. La responsabilidad de aprovechar estos avances, dijo el Secretario General, recae en los Estados Miembros. Describió la Conferencia de las Partes encargada del examen del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares, programada para enero de 2022, como una ventana de oportunidad para que todos los países adopten medidas prácticas para prevenir de manera integral el uso de y eliminar, armas nucleares.

“Ahora es el momento de levantar esta nube para siempre, eliminar las armas nucleares de nuestro mundo”, Guterres, “E iniciar una nueva era de diálogo, confianza y paz para todas las personas.”

Los griegos antiguos predijeron la “Gran Guerra”

Nos queda claro que en la actualidad China es considerada una grave amenaza. De hecho, muchos creen que el conflicto entre China y EE.UU. tenga ramificaciones globales. Lo que mucha gente desconoce es que un modelo creado por Tucídides, historiador de la guerra del Peloponeso entre Atenas y Esparta, predijo una gran guerra. La trampa de Tucídides es la dinámica peligrosa que ocurre cuando un poder en ascenso amenaza con desplazar a un poder establecido.

En el mundo griego antiguo, Atenas era la que amenazaba a Esparta. A finales del siglo XIX, Alemania desafió a Gran Bretaña. Hoy, una China en ascenso está desafiando potencialmente a Estados Unidos. Y a lo largo de la historia tenemos 16 ejemplos de potencias en ascenso que se enfrentan a un poder establecido: 12 de los cuales acabaron en guerra. Por tanto, todo parece indicar que la “Gran Guerra” ocurrirá dentro de muy poco. Tucídides nos demostró que todo está predestinado. La guerra entre Estados Unidos y China es inevitable. Ahora solo nos falta saber cuándo y dónde empezará.

¿Estamos a las puertas de la “Gran Guerra”? ¿Será el comienzo de la aniquilación de la humanidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares