Los observatorios astronómicos cerrados, son borrados tuits de advertencias y el tráiler de una película de asteroides eliminado, ¿Qué es lo que esta sucediendo?

Hace unos días escribimos sobre el enorme asteroide potencialmente peligroso 1998 OR2 que está a tan solo unas semanas de su encuentro cercano con la Tierra. Según la NASA, el 29 de abril, el asteroide 1998 OR2, que tiene entre 1.8 y 4.1 kilómetros de ancho, pasará a 6.2 millones de kilómetros de nuestro planeta. La Sociedad Planetaria lo ha añadido en la categoría de “muy peligrosa”, aquellos objetos espaciales cercanos o mayores a 1 km de diámetro que podrían provocar terremotos, tsunamis y otros efectos secundarios si impactaran contra nuestro planeta.

Sin embargo, no es la única amenaza procedente del espacio. En los últimos días el cometa llamado ATLAS (C/2019 Y4) ha despertado el interés de la comunidad astronómica, ya que ha comenzado a desintegrarse a medida que se acerca al Sol. Y lo peor de todo es que sus restos podrían acabar impactando contra nuestro frágil planeta el 23 de mayo de 2020. Ya sea el cometa ATLAS o el asteroide 1998 OR2, cada vez son más las personas que están convencidas de que la pandemia de coronavirus es una ‘cortina de humo’ para el impacto de una roca espacial. Y no es para menos, a raíz de la gran cantidad de inquietantes informaciones que están surgiendo en los últimos días.

Ex jugador de profesional de béisbol tuitea una advertencia sobe el asteroide del fin del mundo

Aubrey Huff, ex jugador de béisbol profesional estadounidense, provocó una polémica en Twitter, alegando que el coronavirus es solo una “tapadera” para un apocalíptico asteroide y que impactara contra la Tierra en unas pocas semanas.

Según informó el portal deportivo Sports Gossip, Huff afirmó que la orden de confinamiento por parte del gobierno era simplemente para detener la histeria sobre un asteroide gigante que se dirigía a la Tierra. Explicó que esta estrategia es para obligar a las familias a pasar sus últimos días juntos.

“Acabo de escuchar de una fuente creíble que trabaja @CNN y dijo, hay un asteroide del fin del mundo que nos impactara en 3 semanas”, tuiteó Huff. “Nada que podamos hacer. Así que este coronavirus fue lanzado para usarlo como una excusa para evitar que la gente entre en pánico y se quede en casa con sus familias en estos últimos días.”

Y como era de esperar su tuit provoco el pánico en las redes sociales. Y no sabemos si obligado o no, el ex jugador de la MLB de 43 años elimino el polémico tuit sobre el asteroide del “día del juicio final” y dijo en otra publicación que las reacciones demostraron que las personas creen lo que se les dice, explicando así cómo Estados Unidos terminó en cuarentena.

“Este tuit demuestra que muchas personas creerán todo lo que leen”, escribió Huff. “Investiga por tu mismo.”

Sin embargo, ¿por qué un ex deportista publicaría una historia tan rocambolesca relacionada con un asteroide?

El polémico tráiler de la película “Greenland”

En los últimos días se está hablando mucho del avance de la película “Greenland”. Gerard Butler y Morena Baccarin protagonizan este thriller de desastres, que trata de la lucha de una familia para llegar a los búnkeres de Groenlandia cuando fragmentos de cometas, que preceden a un gran asteroide, chocan con la Tierra. “Greenland” tenía previsto estrenarse en Australia el 11 de julio y en los Estados Unidos el 12 de julio, aunque ahora ha sido cancelado. Pero este no es el motivo por el cual se ha convertido en tema principal en los foros de conspiraciones. Un día después de la presentación del tráiler, misteriosamente fue eliminado de todo Internet, incluso las subidas por otros canales de YouTube y otras plataformas. No es necesario decir que la polémica está servida

Más de 100 de los telescopios cerrados

Si todas estas coincidencias no son lo suficientemente inquietantes, la revista Astronomy ha informado que más de 100 de los telescopios de investigación más grandes de la Tierra se han cerrado en las últimas semanas debido a la pandemia de coronavirus. Lo que comenzó siendo un cierre progresivo en febrero y a principios de marzo ahora se ha convertido en un cierre casi completo de la astronomía observacional. Los directores de los observatorios dicen que podrían estar desconectados durante tres a seis meses, o más. En muchos casos, reanudar las operaciones significará inventar nuevas formas de trabajar durante una pandemia. Y eso podría no ser posible para algunos instrumentos que requieren equipos de técnicos para funcionar con normalidad.

Muchos de los cierres obligatorios ocurrieron a finales de marzo, cuando centros importantes de astronomía como en Arizona, Hawái y California emitieron órdenes de quedarse en casa. Nueve de los 10 telescopios ópticos más grandes de Norteamérica ahora están cerrados. En Chile, considerado el centro de la astronomía, el gobierno cerró docenas de telescopios. España e Italia obligaron a cerrar los observatorios hace semanas. Incluso muchos telescopios pequeños también han sido obligados a paralizar su funcionamiento. Pero lo más llamativo es que los astrónomos dicen que nunca ha pasado nada parecido en la era moderna de la astronomía. Incluso durante la Segunda Guerra Mundial, los telescopios seguían funcionando. En la década de 1940, el famoso Observatorio del Monte Wilson en California continuó sus observaciones con las luces de Los Ángeles atenuadas para evitar las bombas enemigas. En todo el mundo, solo quedan abiertos unos pocos telescopios ópticos grandes y se cerraran en cuestión de días.

Entonces, ¿qué está ocurriendo realmente? La verdad es que se trata de extrañas causalidades que desafía incluso la mente de los mas escépticos. Y por lo que podemos observar, cada vez son más los que están convencidos de que la pandemia de coronavirus es un encubrimiento para una inminente catástrofe. No sabemos si esta relacionado con el asteroide del 29 de abril o los restos del cometa ATLAS del 23 de mayo, pero lo que si disponemos es de toda la información comentada en esta publicación y otras que surgirán en los próximos días. Esperemos que el COVID-19 realmente sea un virus, que consigan encontrar una vacuna y que todo el mundo vuelva a la normalidad. Porque las otras posibilidades nos dejan un futuro nunca antes visto, por no decir que estaríamos ante uno de los mayores encubrimientos de la historia. Aunque si lo piensas mejor, tal vez los gobiernos hayan tomado la mejor decisión ante el inminente impacto de un cometa o asteroide.

¿Se trata de simples causalidades? ¿O eres de los que creen que toda forma de un encubrimiento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares