Las señales del Apocalipsis ya se han cumplido: Plagas, desastres naturales y la caída de Afganistan

Las noticias de estos días parecen inquietantemente bíblicas: inundaciones y sequías, guerra y pandemia. Y lo que la gente desconoce es que son signos reales del apocalipsis del libro de Ezequiel. El lunes 9 de agosto, el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático provocó un gran revuelo a nivel mundial, más de un grado de cambio de temperatura en el futuro de nuestro medio ambiente actual, lo que significa aún más incendios, inundaciones y sequías que se han convertido ya en algo común. Lo estamos viendo con los incendios que están arrasando muchos países, fuertes terremotos como el ocurrido Haití o fenómenos naturales extremos.

Sin embargo, al final de la semana, las noticias globales estaban dominadas por inevitable conquista de Afganistán por parte de los talibanes antes de la retirada militar final de Estados Unidos el próximo mes. Kandahar, la segunda ciudad más grande del país, sucumbió al poder de los talibanes. Y entonces ocurrió el peor de los escenarios, milicianos talibanes entraron el domingo por la mañana en Kabul, el último reducto de poder del Gobierno afgano. Unas horas después, el presidente de Afganistán abandonó el país mientras, tras casi dos décadas de despliegue militar, Estados Unidos y otros aliados quemaban documentos y sacaban al personal de sus embajadas.

Mientras tanto, continúa el avance de la variante del coronavirus Delta por el mundo. A pesar de que aumenta el sufrimiento de esta “ola”, los manifestantes protestando contra el uso de las mascarillas y la vacunación obligatoria. Y todo esto podría agravarse, con advertencias de más guerras, plagas y desastres naturales.

Señales del fin de los tiempos

Es cierto que no hay ninguna referencia bíblica específica a Afganistán, pero lo que muchos se preguntan es: ¿los talibanes tienen relación con la profecía bíblica que aún no se ha cumplido? Como hemos mencionado anteriormente, no hay una referencia específica a Afganistán en las Escrituras. Sin embargo, los eventos no profetizados pueden ser señales de que se están a punto de cumplir la última profecía. ¿Y cómo ocurrirá? En el peor de los casos, los talibanes buscarán una alianza con Irán. Eventualmente serán el factor decisivo en la guerra civil siria. El príncipe heredero de Jordania es más antiisraelí que su padre. El estallido de hostilidad de Jordania es solo cuestión de tiempo y podría ser impulsado por un Afganistán liderado por los talibanes.

Mientras tanto, los talibanes convertirán a Afganistán en la cuna de los grupos terroristas. Pero esto provocará que se establezcan “centros de formación” para el islamismo radical en todas partes del mundo. Los ataques terroristas entrenados o planeados en Afganistán ocurrirán en Europa, Estados Unidos, Israel, Rusia, China, o cualquier lugar que los talibanes determinen que es un enemigo. Viviremos atentados al estilo 11 de septiembre en todo el mundo. Nadie estará a salvo.

Pero esto solo será el preludio de lo que estará por venir. Los talibanes lanzarán simultáneamente las armas nucleares de Afganistán. Las cien ciudades no musulmanas más grandes del mundo se enfrentarán a una terrible destrucción. Sin embargo, esta acción provocará que los cielos se llenen con armas de destrucción masiva dirigidas hacia ellos.

Hay que decir que la Casa Blanca reconoció este martes que los talibanes acumularon una cantidad importante de equipo militar estadounidense tras tomar el control de Afganistán luego de dos décadas de guerra. Fotos y videos muestran a los talibanes con armas de fuego y vehículos que usaron las tropas del Pentágono o que proveyeron a las fuerzas de seguridad nacional afganas, así como con avanzados helicóptero UH-60 Black Hawk y otros equipos en el aeropuerto de Kandahar. Algunos pensarán que se trata de un escenario catastrofista, sin embargo “Lucas 21:25” dice lo siguiente:

“Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas. En la tierra, las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar.”

¿Qué ocurrirá?

Y por si fuera poco, junto con la situación de los talibanes, hay una crisis económica sin precedentes causada por la inflación, el cierre de empresas, una pandemia mundial y un número creciente de desastres naturales y condiciones meteorológicas extremas. Entonces, ¿cómo influye todo esto en la profecía bíblica? El mundo entero adorará al Anticristo.

“Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”, Apocalipsis 13: 8.

El mundo verá la llegada del Anticristo. Debe haber un evento catastrófico para que el Anticristo o falso mesías salve a la humanidad. Este será el jinete montado en el caballo blanco.

“Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”, Apocalipsis 6: 2.

Y el dicho evento catástrofe está descrito en el Salmo 83 del bíblico Libro de los Salmos. En resumen, Israel atacado por Líbano, Siria, Jordania, Gaza y Cisjordania. Utilizarán armas nucleares. Gran parte de la región será “destruida por el fuego”. Todos los países del mundo estarán involucrados en la “Gran Guerra”. Y entonces llegará el Anticristo para hacer creer a la humanidad que él es el salvado y dará comienzo el Período de la Tribulación.

¿Los catastróficos eventos que están ocurriendo en el mundo son el desencadenante del fin de los tiempos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares