Imagen de Jesús se manifiesta en un árbol durante la cuarentena en ciudad en Colombia

En tiempos de graves crisis, es natural y normal que las personas reflexionen y planteen todo tipo de preguntas. Pero últimamente son muchos los que se pregunta cómo un Dios todopoderoso permitiría que el coronavirus causara tanto daño en todo el mundo. Es normal, ya que el coronavirus se ha cobrado la vida de miles de personas Mucha gente quiere saber por qué Dios no lo detiene. Es más, ¿dónde está Él en medio de esta pandemia global? Esta es una de las cuestiones teológicas más antiguas de la historia. Una tragedia inexplicable, un sufrimiento indescriptible y circunstancias inconcebibles de todo tipo han marcado a la humanidad a lo largo de los años. ¿Y qué dicen los cristianos al respecto? Que Dios está en el medio de todo, lo bueno y lo malo, incluso en la pandemia de coronavirus. A pesar de todo el sufrimiento que estamos viendo, Dios está en todas partes, en cada hospital, fortaleciendo a los médicos, enfermeras y personal sanitario mientras tratan a los enfermos y consuelan a los moribundos.

Dios está trabajando a través de la respuesta de los expertos a esta crisis, proporcionando sabiduría y orientación mientras preparan su ataque contra este patógeno letal. Si observamos el esfuerzo humanitario masivo que se está desarrollando en todo el mundo, veremos a Dios, en forma de personas que luchan día a día por nuestro bienestar. Pero incluso así, al parecer ha querido que mucha gente vea su presencia. Y esto mismo es lo que ha ocurrido en Colombia, donde la imagen de Jesús en la cruz apareció en un árbol delante de docenas de personas.

Aparición de Jesús en Colombia

Docenas de colombianos rompieron con el estricto confinamiento por el coronavirus para reunirse frente a un árbol, después de que una imagen de Jesús apareciera en sus ramas. La extraña aparición tuvo lugar en la ciudad de Magangué, en el departamento de Bolívar, Colombia, solo cuatro días después de que el país anunciara la cuarentena para frenar la propagación del virus.

Y como era de esperar, los habitantes de la ciudad se congregaron en masa frente al árbol de Ceiba para rezar por la protección contra la enfermedad y que librara al mundo del mal. En un video grabado por el periodista Rafael Rodríguez para el periódico local “El Propio de Magangué”, se puede ver a las personas tomando fotos del árbol.

“Decenas de personas están reunidas aquí”, dijo Rodríguez. “Están aquí para ver la figura de lo que dicen o creen que es la figura de Cristo, se han olvidado del coronavirus y actualmente están aquí mirando esta figura.”

Las imágenes muestran lo que parece ser la figura de Jesús, en una posición alta en el árbol.

“Se puede ver claramente, y todo el mundo está rezando y pidiendo que la Tierra sea curada de este mal y que Magangué sea protegido”, explico un comerciante local.

Debido al extraña aparición las autoridades de Magangué están realmente preocupadas de que el árbol se convierta en un lugar sitio de peregrinación en un momento en que el país se encuentra en cuarentena debido a la pandemia mundial de coronavirus.

“La figura apareció el domingo pasado por la noche y la gente corrió con velas y convirtió ese lugar en un punto de peregrinación, lo que tiene a los habitantes del vecindario muy preocupados, porque los fieles llegaron en masa”, dijo el periodista Rodolfo Zambrano.

Agregó que las personas no usaban ningún equipo de protección, como máscaras y guantes, y no se distanciaban socialmente. Por su parte, el obispo de Magangué aún no ha comentado sobre el extraño incidente, y permanece en casa durante la cuarentena. Carlos Cabrales, el alcalde de la ciudad, fue informado sobre la reunión y acudió junto la policía al lugar para obligar a las personas a regresar a sus casas.

Sin duda alguna, la aparición ha provocado todo tipo de reacciones en la comunidad cristiana. Son muchos los que creen que se trata de una señal divina, mientras los escépticos mantienen que simplemente se trata de una pareidolia sumada al fanatismo religiosos. Pero curiosamente, el Papa Francisco considera que la pandemia de coronavirus sería una respuesta de la naturaleza a la humanidad por la crisis climática.

El sumo pontífice dijo que “Dios siempre perdona, nosotros perdonamos a veces, pero la naturaleza nunca perdona” y recordó que no se ha actuado correctamente en los últimos eventos que han afectado nuestro planeta, como los incendios en Australia, el deshielo o las inundaciones en muchos países del mundo. La verdad es que no sabemos si la aparición de Jesús se trata de una señal divina, pero si ayuda a las personas en estos duros momentos, entonces sí que lo es.

¿Qué opinas sobre la aparición de Jesús? ¿Se trata de una señal divina? ¿O de una pareidolia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares