Iglesia en Australia afirma que un ángel de la guarda logró salcar a un niño de tres años y hay una evidencia que lo hace verídico

Según la tradición cristiana, cada uno de nosotros tiene un ángel de la guarda, que nos acompaña desde que nacemos hasta el momento de nuestra muerte, y permanece a nuestro lado en cada momento de nuestra vida. La idea de un espíritu, de una entidad sobrenatural que sigue y supervisa a todo ser humano, ya estaba presente en otras religiones y en la filosofía griega. En el Antiguo Testamento, podemos leer que Dios está rodeado por una corte de figuras celestiales que lo adoran y realizan acciones en su nombre. Incluso en estos libros antiguos, hay frecuentes referencias a los ángeles enviados por Dios como protectores de personas e individuos, así como como mensajeros.

También en las representaciones sagradas y, sobre todo, en las imágenes de devoción popular, se pueden apreciar los Ángeles Guardianes, que solían ser representados en el acto de proteger a los niños de cualquier daño. De hecho, es especialmente por los niños que se les anima a hablar con sus ángeles de la guarda. Sin embargo, a medida que crecemos, esta confianza ciega, este amor incondicional hacia una presencia invisible pero extraordinariamente tranquilizadora, se desvanece. Pero por suerte, parece ser que un niño acaba de recibir la ayuda angelical, o por lo menos eso es lo que asegura una iglesia en Australia.

Ayuda angelical

La iglesia copta ortodoxa en Australia ha confirmado la versión extraordinaria de los padres de un niño que ha sido rescatado, quienes insisten en que un ángel es responsable del regreso de su hijo. La policía de Nueva Gales del Sur atendió una llamada el viernes 3 de septiembre sobre la desaparición de un niño llamado Anthony “AJ” Elfalak, de tres años, en la propiedad de su familia en la zona rural de Putty, donde fue visto por última vez. AJ es autista y no habla.

Después de una primera investigación, las autoridades organizaron una extensa operación de búsqueda con la ayuda de los servicios de emergencia y cientos de voluntarios. AJ de 3 años que vestía una sudadera y pañales fue encontrado sentado cerca de un arroyo el lunes, tres días después de haberse perdido en el bosque, con nada más que algunos rasguños, picaduras de hormigas y sarpullido en el pañal. Un helicóptero de la policía lo encontró a tan solo 4620 metros de su casa.

Pero según cuenta su madre, Kelly Elfalak, un ángel protegió a su hijo durante los tres días que permaneció desaparecido, y tiene una imagen que lo demuestra. En la foto tomada durante la operación de búsqueda y rescate se puede ver una especie de rostro borroso.

“Si vio la imagen de AJ en el arroyo, puede ver al ángel junto a él”, dijo Kelly a los medios locales.

Un portavoz de la diócesis copta ortodoxa de Sídney dijo a Daily Mail Australia que la familia había sido “bendecida por un milagro”.

“Agradecemos a nuestro Señor Jesucristo y a sus santos por devolver a AJ a su familia de forma segura”, añadió el obispo Anba Daniel.

Kelly había estado en un monasterio cercano rezando por el regreso del niño menos de una hora antes de que lo encontraran.

“Recé una hora antes, tomé la sagrada comunión y dije ‘por favor muéstrame dónde está AJ», continuó explicando la madre del pequeño. “Simplemente tuve esa sensación, me dije a mí misma ‘voy a verlo pronto’ y cuando regresé a casa me dijeron que lo habían encontrado.”

Con su hijo de tres años entre sus brazos, Kelly reveló que no tenía ninguna duda de que el “poder de la oración” salvó a AJ.

“Si vio la imagen de AJ en el arroyo, puede ver al ángel junto a él”, añadió Kelly.

La foto se ha viralizado en las redes sociales, con innumerables internautas dado su opinión sobre el extraño rostro. Hay quien asegura que claramente es la evidencia de que los ángeles de la guarda están con nosotros desde que nacemos, mientras que los más escépticos opinan que simplemente se trata de una pareidolia.

Pero la madre del pequeño aclaró que tanto ella como su familia están seguros de que el ángel de la guarda se quedó con el pequeño AJ para mantenerlo con vida mientras el equipo de rescate buscaba en la propiedad familiar. Para ella no hay duda alguna, se trata de un ‘milagro’ que lo hayan encontrado sano y salvo, un reflejo de la fuerza de la oración y su fe. La familia, junto con amigos y miles de personas que seguían la operación de rescate, rezaron constantemente por su regreso mientras estaba desaparecido.

“AJ lo está haciendo realmente bien”, reveló Kelly. “Está sano, feliz, solo tiene algunos cortes pero nada grave.”

Un portavoz de la policía dijo que su autismo probablemente ayudó a mantenerlo con vida, ya que no procesó la amenaza inminente a su vida mientras estaba en el bosque. Pero la madre no está de acuerdo con esta posibilidad, ya que mantienen que AJ sabía que estaba perdido.

“Estaba angustiado, sabía que algo andaba mal”, expresó la madre. “Estaba realmente asustado, se aferró a mí con mucha fuerza. Él me miró y con sus ojos pude ver que pensó ‘Dios mío, mi mamá está aquí’, y luego se quedó dormido.”

Realmente son muchos los que consideran que la imagen del rescate de AJ demuestra que ángel de la guarda protegió al pequeño AJ, y tal vez sea así, aunque en ocasiones el mal supera a cualquier protección que los niños puedan tener.

¿Cuál es tu opinión sobre la imagen? ¿Es un rostro angelical? ¿O es una pareidolia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares