Ha desaparecido el planeta de sistema solar y la NASA no encuentra explicación alguna

Se trataba de un probable planeta en nuestro sistema solar, pero ahora los científicos barajean la teoría de que en realidad era una nube de polvo provocada por la colisión de dos cuerpos celestes.

Un extraño fenómeno que ocurrió en el espacio exterior tiene completamente anonadados a los astrónomos de la NASA, pues perdieron de vista un cuerpo celeste que se encontraba en movimiento y que tenían identificado como un posible nuevo planeta y que de repente, sin más, desapareció, hecho para el que los científicos no han podido encontrar una respuesta clara.

Este astro fue descubierto en 2004 por el telescopio Hubble y le dieron el nombre de Fomahault B y se creía era el planeta más alejado del Sistema Solar. Diez años después del hallazgo, en 2014, los científicos simplemente no pudieron encontrarlo más en el firmamento.

Esto llevó a los científicos estadunidenses a pensar que, aunque en un principio pudieran haberlo considerado un planeta, en realidad podría tratarse en realidad de otro cuerpo o fenómeno celeste que pudiera esfumarse tal como así.

Una de estas teorías apunta a que se trataba de una gran nube de polvo en expansión producida por una colisión entre dos grandes cuerpos, de cerca de 125 kilómetros de ancho y que orbitaban alrededor de la estrella Fomalhaut.

Pero aunque la NASA estudia esta posibilidad, el equipo de astrónomos no está del todo convencido. Uno de sus miembros, András Caspar, experto de la Universidad de Tucson Arizona, dijo incluso en el artículo que publicó la administración que estas colisiones son extremadamente raras, por lo que es poco probable que se llegara a ver una.

“Estas colisiones son extremadamente raras, por lo que es un gran problema que realmente podamos ver una”, dijo András Gáspár, de la Universidad de Arizona, Tucson. “Creemos que estábamos en el lugar correcto en el momento adecuado para haber presenciado un evento tan poco probable con el telescopio espacial Hubble de la NASA”.

Sin embargo, esta teoría es la mejor explicación a lo que pudo pasar con el cuerpo celeste desaparecido, Debido a que Fomalhaut b está actualmente dentro de un vasto anillo de escombros helados que rodea la estrella, los cuerpos en colisión probablemente serían una mezcla de hielo y polvo, como los cometas que existen en el cinturón de Kuiper en la periferia de nuestro sistema solar, explican los científicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares