Confirman científicos que el asteroide Apofis podrá impactar la Tierra

El asteroide (99942) Apofis ha sido un tema de gran preocupación desde su descubrimiento en 2004, sobre todo después que la NASA calculara el impacto en su aproximación más cercana a la Tierra el 13 de agosto de 2029, un 2,7%. Pero muy posiblemente por el revuelo causado, la agencia espacial estadounidense se vio obligada a descartar la posibilidad de que Apofis impacte contra la Tierra en 2029. Pero en 2011 volvieron a sonar las alarmas, ya que científicos rusos dijeron que Apofis (dios egipcio del caos) chocará con la Tierra el 13 de abril de 2036.

Incluso la NASA reconoció que técnicamente, hay una posibilidad en 2036 de que Apofis acabe impactando, aunque restaron importancia al asegurar que esa posibilidad es solo de 1 en 250.000. Como podemos comprobar, ni la comunidad científica se pone de acuerdo en la fecha de impacto, y de mientras la humanidad desconoce si pudiésemos estar a pocos años de un evento realmente apocalíptico. Y por si fuera poco, ahora hay que sumarle una nueva fecha para el impacto del Dios del Caos.

El impacto de Apofis

Investigadores de la Universidad de Hawái han advertido que Apofis podría impactar contra la Tierra en 2068. En el estudio, los investigadores observaron que el asteroide de 340 metros de diámetro se está acelerando debido a una “radiación térmica no uniforme”. Todos los asteroides irradian energía de la luz solar en forma de calor, para mantener una temperatura constante. En el proceso, esto altera ligeramente la órbita del asteroide.

Y la forma en que Apofis está haciendo esto indica que podría acelerarse lo suficiente como para chocar con la Tierra en 2068. Pero como hemos comentado anteriormente, esa no será la primera vez que el asteroide se acerque peligrosamente a nuestro planeta. El 13 de abril de 2029, el Dios del Caos estará tan cerca de la Tierra que será visible a simple vista.

“Sabemos desde hace algún tiempo que no es posible un impacto con la Tierra durante la aproximación cercana de 2029”, dijo Dave Tholen, quien dirigió el estudio. “Las nuevas observaciones que obtuvimos con el telescopio Subaru a principios de este año fueron lo suficientemente buenas como para revelar la aceleración Yarkovsky de Apofis, y muestran que el asteroide se está alejando de una órbita puramente gravitacional en unos 170 metros por año, lo que es suficiente para mantener el escenario de impacto de 2068.”

Durante el su paso en 2029, la NASA monitoreará de cerca a Apofis.

“El acercamiento de Apofis en 2029 será una oportunidad increíble para la ciencia”, dijo Marina Brozović, científica de radar del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA. “Observaremos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones de radar, es posible que podamos ver detalles de la superficie que tienen solo unos pocos metros de tamaño.”

Si se descubre que Apofis podría impactar contra la Tierra en 2068, entonces la NASA se verá obligada a acelerar las misiones para evitar la colisión.

“Una de las técnicas sugeridas para desviar un asteroide incluye armas de fusión nuclear que se disparan sobre la superficie para cambiar ligeramente la velocidad del asteroide sin fracturarlo”, continuó explicando la profesora Brozović. “Los neutrones de alta velocidad de la explosión irradiarían una capa de material en la superficie del asteroide frente a la explosión. El material de esta capa superficial se expandiría y volaría, produciendo así un retroceso sobre el asteroide mismo. Un cambio de velocidad muy modesto en el movimiento del asteroide (solo unos pocos milímetros por segundo), actuando durante varios años, puede hacer que el asteroide pierda la Tierra por completo. Sin embargo, el truco consiste en empujar suavemente el asteroide fuera de peligro y no hacerlo explotar. Esta última opción, aunque popular en las películas, solo crea un problema mayor cuando todos los fragmentos se encuentran con la Tierra. Otra opción que se ha discutido incluye el establecimiento de grandes velas solares en un pequeño objeto amenazante para que la presión de la luz solar pueda eventualmente redirigir el objeto lejos de su colisión terrestre predicha.”

Pero si nada de esto funciona, en caso de que impacte provocará una gran destrucción en nuestro planeta. Se calcula que ingresará a la atmósfera con una energía cinética de 750 megatones. En comparación, la bomba de hidrógeno más poderosa jamás explotada, la Bomba del Zar tenía una energía de 57 megatones. La cantidad de destrucción en humanos o propiedades dependerá de la ubicación del impacto, pero las consecuencias se sentirán en cada punto de la Tierra. También hay que decir que los teóricos de la conspiración no se creen los cálculos de la NASA, y afirman que Apofis destruirá la Tierra en 2029. Incluso añaden que todo está escrito en el libro del Éxodo y el Apocalipsis.

“Entonces los siete ángeles que tenían las siete trompetas se prepararon para tocarlas. El primero tocó la trompeta, y vino granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados a la tierra; y se quemó la tercera parte de la tierra, se quemó la tercera parte de los árboles y se quemó toda la hierba verde. El segundo ángel tocó la trompeta, y algo como una gran montaña ardiendo en llamas fue arrojado al mar, y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres que estaban en el mar y que tenían vida; y la tercera parte de los barcos fue destruida”, Apocalipsis 8:6-12.

Como podemos comprobar, Apofis continúa dando mucho de que hablar, sobre todo por las diferentes fechas en que el Dios del Caos podría impactar. Tendremos que esperar para saber cuándo Apofis cumplirá su venganza contra la humanidad, o tal vez sea un cuerpo espacial completamente desconocido que desatará el caos en nuestro planeta.

¿Qué opinas sobre Apofis? ¿Acabará impactando contra la Tierra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares