Científica asegura que los pulpos extraterrestres habitan la luna de jupiter

La posibilidad de encontrar vida extraterrestre en nuestro sistema solar está aumentando. Los principales científicos están convencidos de que existe vida extraterrestre en la Luna Europa de Júpiter y que estas formas de vida son probablemente indígenas. En la película de ciencia ficción de 2013 “Europa Report”, una compañía de exploración espacial envía a seis de los mejores astronautas de todo el mundo en una misión privada para buscar y confirmar la vida en la luna de Júpiter, Europa. El equipo aterriza en la luna, perfora el hielo y lanza una sonda en el mar subyacente.

Escondiéndose debajo del hielo de Europa, en las aguas frías, el equipo descubre una extraña criatura, parecida a un calamar. Todavía no hemos encontrado evidencias de vida extraterrestre en Europa, o por lo menos eso es lo que nos han dicho, pero tal vez lo que ahora es ciencia ficción pronto podría ser realidad.

Los pulpos de Europa

La profesora Monica Grady, una destacada científica espacial británica, ha hecho una gran revelación: está segura de que hay alguna forma de vida en la luna de Júpiter, Europa. Esta vida no se vería humana, sino más bien como un “pulpo”, y probablemente habita en las frías aguas bajo las capas de hielo de la luna. Grady, profesora de ciencias planetarias y espaciales en la Open University, cree que existe una gran probabilidad de encontrar vida en algún lugar de nuestra galaxia.

También dice que las cuevas más profundas y el espacio cavernoso de Marte podrían estar albergando algunas criaturas subterráneas, probablemente bacterias, para escapar de la radiación solar. Podrían obtener agua del hielo enterrado en el fondo.

“Cuando se trata de las perspectivas de vida más allá de la Tierra, es casi una certeza de que hay vida debajo del hielo en Europa”, dijo la profesora Grady en febrero.

La científica británica piensa que estas formas de vida en Europa, a 628 millones de kilómetros de la Tierra, podrían ser más sofisticadas que las bacterias marcianas, posiblemente teniendo “la inteligencia de un pulpo”. ¿Y dónde vivirían las criaturas en esta luna de Júpiter? En algún lugar debajo de la capa muy gruesa de hielo, que llega hasta 24 kilómetros de profundidad en algunos lugares. Es posible que haya agua líquida debajo de todo ese hielo, manteniendo lo que vive dentro protegido contra la radiación, el impacto de asteroides y cuerpos similares.

La posibilidad de vida en Europa se ve reforzada por los posibles respiraderos hidrotermales en su fondo oceánico. Tales respiraderos son cunas de la vida en la Tierra. Grady cree que nuestro sistema solar no tiene que ser particularmente especial y que, estadísticamente hablando, a medida que exploramos otras estrellas y galaxias, deberíamos poder encontrar condiciones para la vida.

“Creo que es muy probable que haya vida en otro lugar, y creo que es muy probable que estén hechos de los mismos elementos”, continuó explicando la profesora.

Grady no quiere aventurarse a pronosticar cuando nos pondremos en contacto con extraterrestres, citando el hecho de que las distancias entre nosotros y la posible vida en otros mundos podrían ser gigantescas. Por otro lado, agregó, que si miras un grano de arena, puedes ver que la mayor parte está compuesta de silicatos, pero también tiene pequeños restos de carbono, y ese carbono es extraterrestre, porque también contiene nitrógeno e hidrógeno, que no es de origen terrestre.

Esta pequeña evidencia demuestra que nuestro planeta fue alcanzado por meteoritos, asteroides y polvo interestelar, señalando que nos está dando una idea de cuán complejo es realmente el registro de material extraterrestre. En cuanto a Europa, la comunidad científica lleva tiempo discutiendo sobre vida extraterrestre. Como explica la NASA , los científicos llaman a Europa un “mundo oceánico debido a décadas de observaciones que predicen un océano bajo sus capas de hielo.

En 2019, la agencia espacial estadounidense confirmó la presencia de vapor de agua en el sexto satélite natural de Júpiter. Sin embargo, esta no es la primera vez que los científicos sugieren que la vida extraterrestre es similar a los pulpos. En 2018, 33 investigadores de universidades e institutos de todo el mundo revisaron la controvertida teoría de la panspermia, la cual sugiere que la vida en la Tierra fue “sembrada” por material biológico transportado desde otras partes del universo. Y, según un estudio publicado en la prestigiosa revista científica Progress in Biophysics & Molecular Biology, los pulpos podrían ser evidencia de esto. Dada la complejidad del sistema nervioso del pulpo, sus enromes ojos, la flexibilidad y las habilidades de camuflaje, que se formó aparentemente de la nada en su árbol genealógico, el estudio proponía que los cefalópodos pueden tener orígenes extraterrestres.

Si bien Europa podría tener las condiciones adecuadas para la vida, ¿esta luna tiene pulpos extraterrestres en sus aguas? Estamos seguros de que tarde o temprano lo sabremos. Aunque esperemos que sea por una misión tripulada a luna de Júpiter y no porque quieran invadirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares