Aparece un nuevo y gigante agujero en Siberia y los científicos no quieren revelar que hay en el interior

En el norte de Siberia, Rusia, aparecieron repentinamente muchos agujeros gigantes. Los misteriosos cráteres se detectaron por primera vez desde un helicóptero en 2014. Desde entonces, los investigadores han estado investigando las inusuales formaciones, sin embargo, nadie ha sido capaz de encontrar una respuesta definitiva a su misterio. Algunos expertos piensan que son provocados por meteoros gigantes. También hay quien ha sugerido que son evidencias del aterrizaje de ovnis. Está claro que esta teoría no es aceptada por la comunidad científica, la cual asegura que su origen es la emisión de gas natural.

Según científicos rusos, una gran cantidad de gas metano se depositó bajo tierra en esta parte bajo una presión extrema. El volumen de gas aumenta debido al aumento de temperatura en Siberia. Como resultado, estos agujeros han sido creados por una fuerte explosión a medida que sube la presión. Sea cual sea su verdadero origen, de nuevo ha vuelto a aparecer un agujero en el Ártico ruso.

Un nuevo agujero en Siberia

El misterioso agujero fue descubierto después de una fuerte explosión en la Tundra después de un verano excesivamente caluroso. Según los científicos, la explosión fue provocada por una acumulación de gas metano en el permafrost que se está descongelando. El gigantesco agujero es el decimoséptimo cráter grande que aparece en la región durante los últimos seis años.

Al parecer, bloques de tierra y hielo salieron disparados a cientos de metros del epicentro por una fuerza colosal causada por la explosión. Una de las teorías es que se liberó gas en un suelo que ha estado congelado durante miles de años pero que ahora está comenzando a descongelarse. El nuevo agujero fue descubierto por casualidad desde el aire por el equipo de televisión de Vesti Yamal TV, quienes se dirigían a cubrir un evento no relacionado. Luego, un grupo de científicos realizó una expedición para examinar el gran cráter cilíndrico que se estima tiene al menos 50 metros de profundidad.

El científico Dr. Evgeny Chuvilin, principal investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo, dijo que era sorprendente por su tamaño y grandeza. En su opinión, el cráter surgió de “las fuerzas colosales de la naturaleza”. Por su parte, el profesor Vasily Bogoyavlensky, del Instituto Ruso de Investigación de Petróleo y Gas en Moscú, dijo que el agujero era inusual y no era nada de lo que habían visto antes.

“Contiene mucha información científica adicional, que aún no estoy listo para revelar”, dijo Bogoyavlensky. “Estos cráteres aparecen porque se forman cavidades saturadas de gas en el permafrost. Algunas, pero no todas las explosiones, han ocurrido en montículos, en la tundra cuando el gas se acumula debajo de una gruesa capa de hielo.”

Bogoyavlensky cree que la perforación de gas natural en Yamal, un proveedor clave para Europa, puede ser un factor en las erupciones. También le preocupa el riesgo de desastres ecológicos si las explosiones ocurren debajo de gasoductos, instalaciones de producción o áreas residenciales.

“En varias áreas, los montículos, como vemos tanto en los datos satelitales como con nuestros propios ojos durante las inspecciones de helicópteros, literalmente apuntalan las tuberías de gas”, continuó explicando Bogoyavlensky. “En algunos lugares, levantan las tuberías de gas… parecen comenzar a doblar ligeramente estas tuberías.”

Los científicos rusos llaman a los agujeros hidrolacolitos o bulgunnyakhs y dicen que el estudio del extraño fenómeno se encuentra en una etapa temprana. Pero la declaración Bogoyavlensky ha provocado una gran controversia, debido a que no ha querido revelar lo que hay en su interior. Las especulaciones incluyen los restos de una nave extraterrestre o incluso pruebas nucleares del Kremlin.

Pero hay algo mucho peor que un encubrimiento extraterrestre y ejercicios militares secretos. Podría ser una señal de la destrucción de nuestro planeta. Porque, si el problema se debe al calentamiento global, entonces es que todo el hielo de Siberia ha comenzado a derretirse.

El hielo se acumula en la superficie de la Tierra, controlando la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. Porque absorben dióxido de carbono. Pero en Siberia ocurre lo contrario. Debido al aumento de las temperaturas, se liberan más y más dióxido de carbono y gas metano a la atmósfera. Ambos son gases de efecto invernadero. Los gases de efecto invernadero están elevando aún más la temperatura de la atmósfera y, como resultado, se liberan más gases a la atmósfera. Los científicos dicen que los efectos perjudiciales ya han comenzado a sentirse en esa región de Siberia, que podrían extenderse a todo el mundo.

¿Cuál es tu opinión sobre el nuevo cráter Siberia? ¿Aterrizaje OVNI, pruebas nucleares o evidencia de la inevitable destrucción de nuestro planeta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares