Alcalde colombiano publica un vídeo en redes sociales, acerca de un fantasma atacando a un vigilante de seguridad

En las historias de fantasmas de las películas de terror, los espíritus casi siempre son malignos. Con fines dramáticos, los fantasmas vengativos que tienen la intención de causar daño a los vivos, ya sea atacándolos físicamente o provocándoles trastornos por estrés postraumático. Sin embargo, la realidad es que los fantasmas y los fenómenos paranormales son inofensivos… en su mayor parte. Las entidades residuales, del tipo fenómenos de voz electrónica (EVP), simplemente se manifiestan. Los verdaderos espíritus, o fantasmas inteligentes, son aquellos que se manifiestan para transmitir un mensaje o son entidades atrapadas que pueden no saber que están muertas.

Sin embargo, muy raramente atacan a las personas. Pero hay casos famosos de ataques físicos, como el de Carla Moran en California o el poltergeist de Enfield en Londres. Pero estos generalmente se clasifican como fenómenos poltergeist, que una teoría dicen que surgen del subconsciente de la persona o personas involucradas. Entonces, ¿los fantasmas pueden atacar físicamente? Pues a raíz de un incidente ocurrido en un municipio de Colombia, parece ser que sí.

Ataque fantasmal
José Manuel Ríos Morales, alcalde del municipio Armenia, capital del departamento de Quindío, en el oeste de Colombia, ha provocado todo un revuelo en las redes sociales luego de compartir un video de un supuesto fantasma atacando a uno de sus vigilantes de seguridad.

“Quiero compartir hoy con ustedes este video, recalcando que como alcalde tengo la convicción de que la fe tiene un poder insuperable”, escribió Morales en su página de Facebook el 3 de agosto del ataque fantasma. El alcalde afirmó que la agresión ocurrió en el edificio de la alcaldía municipal mientras los vigilantes realizaban las rondas nocturnas.

En el video de un minuto de duración, se puede ver al vigilante buscando a algo o alguien, cuando aparentemente es empujado y choca de frente contra una pared. Luego el hombre cae al suelo, se arrastra a un lado donde parece resistirse a una fuerza invisible que lo arrastra. Las aterradoras imágenes concluyen con dos de los compañeros vigilantes acudiendo al lugar para ayudarlo.

Sin embargo, los habitantes de del municipio Armenia no deben preocuparse de que los pasillos de la alcaldía estén potencialmente embrujados: el alcalde Morales aseguró que ha solicitado los servicios de un equipo especial de expertos para ayudar a exorcizar la amenaza fantasmal.

“Quiero darles a todos un parte de tranquilidad y que sepan que en compañía del señor Obispo y otros líderes religiosos, llevaremos la bendición de Dios a cada rincón de este espacio de trabajo”, afirmó Morales. “Pedimos respeto y una unión en oración, y les aseguramos que nada podrá robarnos la paz y la tranquilidad porque estamos protegidos por la mano de nuestro señor.”

El video publicado por Morales ha dividido a sus seguidores de las redes sociales con algunos asegurando que se trataba de un ataque fantasmal real y dieron todo su apoyó a las medidas tomadas por el alcalde. Sin embargo, los internautas más escépticos criticaron duramente a Morales, diciendo que todo forma de una estrategia para continuar estando al cargo en unos momentos en que está siendo acusado por la mala gestión de la pandemia.

Independientemente de la polémica causada por las imágenes del alcalde, estas es otra prueba más de los peligrosos silenciosos que sufren algunos vigilantes de seguridad. Por ejemplo, en 2018 un vigilante de seguridad del estadio de futbol Tomás Adolfo Ducó, Argentina, grabó con su teléfono móvil diferentes zonas del estadio para poder demostrar algo que lo llevaba atormentado durante un tiempo: un fantasma dentro de sus instalaciones.

En el vídeo se podía ver como el vigilante baja por unas escaleras y accede a una zona donde se puede escuchar cómo se abre y se cierra una puerta muy violentamente. Mientras se acerca, se puede ver claramente como la puerta golpea contra el marco, como si fuera empujada por una fuerza invisible. Aún así, el vigilante decide entrar en lo que parece ser un vestuario sin nadie en el interior. Y es en ese momento mientras el hombre revisa el vestuario, se puede apreciar como aparece una sombra espectral, que pasa inadvertido para el vigilante.

Este es un ejemplo más de las muchas situaciones que sufren los vigilantes de seguridad, desde agresiones por parte de las personas como de entidades del más allá.

¿Qué opinas sobre el video publicado por José Manuel Ríos Morales? ¿Tiene una explicación lógica y racional o tal vez es un verdadero ataque fantasmal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares