Reafirman el encuentro del tren fantasma nazi lleno de oro

Las autoridades de la ciudad polaca de Walbrzych confirmaron el hallazgo de un antiguo tren militar nazi desaparecido durante la II Guerra Mundial, aunque no informaron sobre la carga que transportaba, que, según se ha especulado en los últimos días, podría ser de lingotes de oro. Muchos lingotes de oro.

Zygmunt Nowaczyk, el vicealcalde de Walbrzych, localidad situada en el sureste de Polonia, explicó en rueda de prensa que el tren fue encontrado la semana pasada y que informará detalladamente al Gobierno polaco de este descubrimiento.

Pero llegar hasta el tren no sería tan fácil. El gobierno polaco advirtió este jueves a los cazadores de tesoros que el tren probablemente esté minado.

“En este tren escondido, de cuya existencia estoy convencido, pueden hallarse materiales peligrosos de la II Guerra mundial. Es muy probable que el tren esté minado” escribe en un comunicado el conservador general de monumentos, Piotr Zuchowski, secretario de Estado en el ministerio de Cultura y Patrimonio.

Hasta ahora la historia del tren era un mito.

La debacle militar del régimen nazi al final de la Segunda Guerra Mundial dejó por media Europa varias leyendas, entre ellas los supuestos tesoros que durante los años de ocupación habían robado las tropas alemanas y sus gerifaltes. Entre las versiones que se escribieron y escucharon desde entonces se hablaba de los reales y supuestos túneles que los nazis habían construido por la región.

En el suroeste de Polonia, una región en la que los nazis construyeron campos de exterminio como el de Auschwitz, se contó durante décadas de un supuesto tren fantasma blindado que habría desaparecido en abril de 1945 cargado con armas pero también con toneladas de joyas y oro.

Ahora, más de 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa, dos hombres, un alemán y un polaco, dicen haber encontrado el tren fantasma en un túnel construido en la localidad polaca de Walbrzych. El diario polaco “Gazeta Wyborcza” titulaba la semana pasada: “¿Se localizó el tren del oro de Hitler?”.

Ese túnel, parte de un entramado de túneles y galerías que habrían construido prisioneros de campo e internos de los campos de concentración, tendría como nombre “Riese” (gigante en alemán) y habría servido a los nazis para fabricar y esconder armamento lejos del alcance de los bombardeos aliados.

La red de túneles es real y algunos están abiertos al público desde hace años, pero siempre han corrido las leyendas que dicen que los túneles conocidos son sólo una pequeña parte del entramado total y que en una de esas cavidades todavía por descubrir los nazis habrían escondido al final de la Segunda Guerra Mundial un tren blindado entero y cargado de armas, joyas y toneladas de lingotes de oro cuando vieron que las tropas soviéticas se acercaban a la región.

Los dos descubridores, que no se han dado a conocer y sólo tratan con el Ayuntamiento a través de su abogado, aseguran que el tren mide más de 150 metros de largo pero consideran que no contiene oro. Pero su abogado, Jaroslaw Chmielewski, dijo a la agencia AFP que no quiere descartar ninguna hipótesis.

El Ayuntamiento de Walbrzych reconoció que había recibido una carta de los dos hombres en la que explican que han “identificado la localización del tren y que probablemente esté blindado”. Los dos hombres pidieron una reunión a los funcionarios de la ciudad y no quisieron hacer público el lugar en el que supuestamente está el tren.

Los medios locales aseguran que para develar la información, los dos hombres piden que el Ayuntamiento les permita quedarse con el 10% de lo que sea que contenga el tren. Los túneles estarían cerca del castillo de Ksiaz, a las afueras de la ciudad de Walbrzych. Un diario online de la región, “Wiadomosci Walbrzyskie”, aseguraba la semana pasada que el tren tendría al menos 150 metros de largo y podría esconder hasta 300 toneladas de oro.

El Ayuntamiento, aunque se muestra escéptico del supuesto descubrimiento, reconoce que la zona nunca se ha excavado y ya puso el asunto en manos de la policía y del Ejército.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *