Mujer alada se deja ver en Vietnam

Fue en agosto de 1969 que un hombre llamado Earl Morrison, junto con varios compañeros, tuvo el susto de su vida. Fue, muy apropiadamente, en la oscuridad de la noche que se produjo el evento amenazador y mientras los hombres estaban de guardia, manteniendo una cuidadosa vigilancia del Vietcong. Todo estaba tranquilo y normal hasta que alrededor de las 1:30 a.m.

Fue entonces cuando el ambiente cambió, y una misteriosa forma hizo notar su presencia a los asombrados hombres de la primera División de Marines de Estados Unidos.

A pesar de ser un poco desentendido para hablar públicamente, Morrison finalmente cambió de opinión y, en 1972, estuvo cómodo al hablar del incidente, incluso si él no estaba a gusto con lo que encontró. Su historia hace increíble la lectura:

“Hemos visto lo que parecían ser alas, como uno de murcielago, sólo que era gigantesco en comparación a lo que sería un murcielago regular. Después eso llegó lo suficientemente cerca para que pudiéramos ver lo que era, se veía como una mujer. Una mujer desnuda. Ella era negra. Su piel era negra, su cuerpo era negro, las alas eran negras; todo era negro. Pero brillaba. Eso que fuera brillaba en la noche, una especie de brillo verdoso. Ella empezó a ir por encima de nosotros, y nosotros todavía no oíamos nada. Ella estuvo justo encima de nosotros, y cuando llegó por encima de nuestras cabezas ella era quizás de 6 o 7 pies (~2 metros) de alto.”

screen-shot-2014-03-19-at-7.51.01-am-620x350

Morrison continuó: “Vimos que iba directamente encima de nosotros, y ella todavía no hacia ningún ruido del aleteo de sus alas. Ella ocultó la luna una vez – así de cerca estaba de nosotros. Y oscuro — lucia completamente negra, pero aún podíamos definirla porque ella simplemente brillaba. Como un resplandor puro.

Y ella empezó a ir por delante de nosotros hacia nuestro campamento. A medida que la vimos – ella había conseguido acercarse 10 pies (3 metros) o menos de distancia de nosotros – empezamos oír su aleteo. Y eso sonaba, ya sabes, como el aleteo de las alas normales.

Y ella sólo comenzó a alejarse volando y la observamos durante un buen tiempo”.

Uno de los que tomó un gran interés en la historia de la mujer voladora de Da Nang fue un investigador de OVNIs llamado Don Worley. Su entrevista personal con Morrison reveló datos adicionales, como la apariencia del cabello de la mujer siendo oscuro y lacio, y sus alas que pudieron haber tenido un ligero pelaje en ellos. En cuanto a sus brazos, ellos parecían carecer de huesos.

Los investigadores Janet y Colin Bord dijeron de este particular caso en su clásico libro de 1980, Alien Animals: “Por lo general, nuestros informes de figuras aladas los describen como ‘hombres’, pero sin ninguna indicación de si las características que se ven el cual dice el testigo definitivamente se trata de un hombre.

En vista de esto, sospechamos que los llamado “hombres pájaro” deben ser estrictamente llamados “gente pájaro” o “personas pájaro”, y no se les puede atribuir sexo. Sin embargo, el avistamiento de Da Nang no entra en esa categoría”.

Ciertamente, se podría decir que la mujer alada de Vietnam que brillaba intensamente debería tener una categoría sólo para ella. Hasta el momento, no hay registros de nuevos avistamientos de la mujeres alada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *