La poderosa magia sin moral, El Caoísmo

La magia, la brujería y la humanidad tienen una larga historia en común, una relación en constante movimiento y mutación, de la que todavía se pueden esperar novedades, saltos inesperados.
Tal es el caso de la magia del caos, o “caoísmo”, cuya primera formulación se realizó en la década de 1970, y que ha impreso en la historia del ocultismo un sello de indudable ruptura. La primera organización de Magia del Caos se fundó en Inglaterra en 1976, bajo el nombre de “The Illuminates of Thanateros” (IOT), y en 1978 se publicó el libro que dio el empujón definitivo a esta práctica: el Liber Null, de Peter J. Carroll.
Se trata de una escuela revolucionaria que propone el uso libre de todas las creencias creadas y creíbles hasta el día de hoy; por lo tanto, y allí radica su potencia, niega la necesidad de regirse por una sola de ellas.
El caoísmo no se gobierna por ningún dogma, y sus efectos no son vigilados por moral alguna. El mago del caos puede utilizar, para sus rituales, sistemas mágicos opuestos entre sí, además de herramientas de cualquier tipo de tradición o ciencia.
La mezcla y la experimentación, la flexibilidad y la audacia son pilares de la magia del caos; muchos de sus mayores autores convocan a los lectores a inventar su propio estilo de magia, partiendo de la base de que todas las técnicas y creencias que llevan al conocimiento son intercambiables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *