La Habitación 428 de la Universidad de Ohio

En todas las escuelas se cuentan leyendas sobre aparecidos o hechos paranormales, sin embargo, la mayoría son sólo relatos urbanos.

Pero la Universidad de Ohio, en el condado de Atenas, la cual fundada en 1804, se lleva el puesto número uno en cuanto a escuelas terroríficas se refiere.

Sus instalaciones recibieron la visita de numerosos grupos de expertos demonólogos y paranormales, con el fin de realizar investigaciones sobre las historias que se cuentan al respecto.

Diversos casos de apariciones y tragedias se registraron en esta escuela, los cuales incluyen accidentes, muertes y actos de ocultismo.

Pero sin lugar a dudas el caso más sobresaliente es el de la habitación 428, ubicada en el edificio Wilson Hall que por extraño que parezca, se encuentra justo en el centro de un pentagrama, formado al unir los cinco puntos de los cementerios que se hallan a los alrededores.

Estudiantes que se quedaron en esta alcoba contaron ser testigos de eventos poltergeist, objetos que salen disparados, puertas que se abren y cierran solas, así como sombras oscuras que se pasean por el sitio.

Sin embargo, uno de los hechos más escalofriantes es un rostro demoníaco que aparece grabado en la madera de la puerta, a pesar de que fue cambiada en numerosas ocasiones la misma cara volvió a aparecer.

14218106_10209132365120724_1282213648_n

El origen de estos sucesos se atribuye al fallecimiento de una estudiante en dicha habitación, la cual murió de forma violenta durante un ritual en el que buscaba separar el alma del cuerpo, es decir, realizar una proyección astral, además se dice que en ocasiones anteriores había intentado contactar a los muertos e incursionó en la brujería.

Por si esto fuera poco, hay quienes atribuyen la alta concentración de energía negativa en el sitio a que el edificio Wilson Hall fue construido sobre un cementerio indígena, aunque son sólo rumores.

No obstante, presuntas investigaciones de 1980 revelaron que la construcción sí fue hecha sobre los vestigios de un cementerio, pero el panteón perteneciente al Instituto Mental de Atenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No Copiar