Misterios

Published on Julio 19th, 2016 | by saulcs

humanoides acuáticos habitan los lagos de Rusia

Rusia guarda un gran número de misterios, cada una más extraña que la otra. El siguiente caso no es una excepción.

Estos acontecimientos han estado ocurriendo durante miles de años, nuestra historia comienza en la década de 1930, cuando un investigador ruso de lo paranormal llamado “Ilya Grabovsky” estaba explorando extraños sucesos que rodean el lago “Issik Kul”, un cuerpo de agua de gran profundidad ubicado en las montañas del norte de “Tian Shan”. “Issik Kul” significa “Lago caliente”, una referencia al hecho de que el lago nunca se congela, a pesar de estar rodeado de montañas heladas.

Sin embargo, “Grabovsky” había oído leyendas sobre cuevas ocultas en la zona por lo que se contactó con un local que inadvertidamente tropezó con una. En un primer momento, el hombre se mostró reacio a describir su experiencia, pero el investigador paranormal finalmente lo convenció para transmitir sus conocimientos. Le dijo a “Grabovsky” que él y sus amigos estaban pescando en la orilla noroeste del lago, cuando vieron una cueva. Era inaccesible por lo que decidieron volver al día siguiente con cuerdas, linternas y picos.

Al día siguiente, los hombres comenzaron a explorar la cueva e hicieron un descubrimiento sorprendente dentro de su sector más interno. Descubrieron tres esqueletos humanos, de más de diez pies de altura cada una. Alrededor de sus cuellos, cada esqueleto tenía un amuleto de plata en forma de lo que los hombres describieron como “murciélagos”. Un aspecto interesante, ya que ha habido varios reportes que describen a “OVNIS” de esta forma particular, no sólo en Rusia, sino también en el resto del mundo.

Aún más intrigante es una leyenda local de Kirguistán que hace referencia a una ciudad hundida en el fondo del lago “Issik Kul”. El último gobernante de la antigua ciudad había sido el rey “Ossounes”, un gigante con “orejas largas”. La leyenda también menciona que “Ossounes” fue capaz de volar entre los picos de las montañas.

Por lo tanto, este descubrimiento asustó a los hombres lo suficiente como para guardar silencio al respecto durante años, pero no lo suficiente para dejar los amuletos de plata atrás. Ellos fundieron las joyas y vendieron la plata, pero mantienen un pequeño fragmento como recuerdo. Ninguna fotografía de este fragmento sobrevivió hasta este día, pero “Grabovsky” escribió más tarde que los científicos soviéticos que tuvieron la oportunidad de examinarlo fueron incapaces de determinar su edad exacta.

Galvanizado por la confesión del pescador, “Grabovsky” decidió profundizar en el misterio. Hurgando en los archivos locales, se topó con la primera mención de criaturas gigantescas similares, que se remonta a mediados de 1800. Un grupo de niños de Georgia (en ese momento, Georgia era parte del Imperio ruso) estaban buceando en busca de mejillones en el “lago Issik Kul” cuando pasaron sobre la entrada hacia una cueva bajo el agua dentro de la montaña cercana.

Como probablemente habrás adivinado, la cueva era el hogar de los últimos mortales de varios gigantes. A pesar de sus mejores esfuerzos, “Grabovsky” nunca encontró esta cueva. O tal vez sí, pero se mantuvo en silencio. De cualquier manera, la versión oficial es que murió sin compartir los resultados de su trabajo con el resto del mundo. Pero este no es el final de la historia.

A principios de los años 1980, el lago “Issik Kul” se convirtió en el lugar para las pruebas soviéticas de torpedos, misiles submarinos y equipos de buceo militar. También fue uno de los lugares donde el ejército soviético llevó a cabo la formación continua de los buceadores de reconocimiento conocidos como “los hombres rana”. El lugar fue el ya famoso “Lago Baikal”.

imagen

En 1982, durante un ejercicio de entrenamiento de los hombres rana en el “lago Baikal”, los buzos se encontraron con un extraño grupo de nadadores bajo el agua. Los humanoides acuáticos eran enormes (más de 3 metros de altura) y, a pesar de nadar en aguas heladas, llevaban nada más que trajes plateados ajustados. Aunque los seres fueron vistos en una profundidad de más de 45 metros, ninguno de ellos llevaba algo parecido a un equipo de buceo. Sólo tenían cascos en forma de esfera que ocultan sus cabezas.

Sin embargo, este encuentro llevo a los líderes militares soviéticos el intentar una expedición para coger uno o todos los humanoides bajo el agua y un grupo de siete hombres rana fue montado y enviado a la zona. El ex veterano de guerra de Afganistán y autor “Mark Shteynberg”, que ha investigado extensamente este caso, recuerda:

“A medida que los hombres rana trataron de cubrir a la criatura con una red, todo el equipo fue propulsado fuera de las aguas profundas hacia la superficie por una fuerza poderosa. Debido a que el equipo autónomo de los submarinistas no permite salir a la superficie desde esas profundidades sin la estricta adhesión al proceso de paradas de descompresión, todos los miembros de la desafortunada expedición fueron atacadas por la enfermedad de buzo, o la enfermedad de compuerta flotante.

El único tratamiento curativo disponible consistía en una reclusión inmediata en condiciones de descompresión en una cámara de presión. Tenían varias cámaras de presión como en la región militar, pero sólo uno estaba en condiciones operativas. Eso podía contener no más de dos personas.

imagennnn

Como consecuencia directa de este incidente, el general V. “Demyanko”, el comandante del Servicio Militar “Buso” de la “URSS” fue trasladado a la base militar de “Issik Kul” para informar a los funcionarios locales acerca de los peligros de intentar capturar a los humanoides gigantes subacuáticos. Esto sirve como evidencia de que el alto mando soviético era muy consciente de la presencia de tales criaturas, tanto en el lago “Baikal y Issik Kul”. ¿Se habría emitido una orden contra su captura si las criaturas no fueran reales?

Creo que estas criaturas son realmente de verdad ¿Tú que crees?


About the Author



Back to Top ↑

error: Content is protected !!