Experimentos en humanos en la Segunda Guerra Mundial Por Nazis

La experimentación nazi en seres humanos consistió en una serie de experimentos médicos realizados a una gran cantidad de prisioneros, por parte de la Alemania nazi en sus campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque esto parezca sacado de una película de terror, en realidad sucedió, por ello hoy venimos a contarte un poco de estos horripilantes experimentos, que no demasiados conocen. ¿Estás listo?

Experimentación nazi en seres humanos. ¡Horripilante!

Congelación e hipotermia

Como podrás imaginar, el invierno en las zonas más frías de Europa se cobraba la vida de muchísimo militares. Viendo diezmadas sus tropas por las enfermedades y las terribles condiciones que las bajas temperaturas comportaban, los médicos y científicos de la Alemania nazi decidieron que merecía la pena investigar con ahínco cuáles eran los efectos para la salud del frío extremo, la congelación y la hipotermia.

images

A las víctimas de estos horrendos experimentos, jóvenes judíos y prisioneros rusos, se los sumergía en tinas de agua helada, en algunas ocasiones desnudos y otras a la intemperie a temperaturas inferiores a 0ºC, con una sonda rectal que medía su temperatura corporal. La mayoría de los sujetos en investigación moría cuando su cuerpo alcanzaba los 25ºC.

Malaria

En el campo de concentración de Dachau se les inyectó a varias personas Malaria para saber cómo tratarla.

05

Tras contraer la enfermedad, los prisioneros eran medicados con todo tipo de medicamentos para probar su eficacia. Estas pruebas se realizaron con al menos 1200 personas, de las cuales la mitad murieron entre terribles padecimientos.

Heridas en la cabeza

Uno de los experimentos más temidos era el de las heridas en la cabeza. El Dr. Wichtmann era uno de los médicos que lo hacía.

02

Ataban a las personas, en su mayoría niños para que no pudieran moverse, luego los martillaban en la cabeza varias veces para ver cuánto aguantaban. Cuesta asumir que monstruosidades como esta se perpetraran con total tranquilidad e impunidad.

Trasplantes

En el campo de concentración de Ravensbrück se realizaron varios experimentos con trasplantes en el cuerpo. El objetivo era poder estudiar la regeneración de huesos, músculos y nervios. Como habrás intuido, estas pruebas se realizaban sin anestesia. La consecuencia directa de esta atrocidad fueron mutilaciones y extremidades inutilizadas para siempre. De igual manera, intentaron hacer trasplantes de huesos entre alemanes heridos.

Cuerpo deformado

Los experimentos no terminaban cuando las personas morían, sino que sus cuerpos eran utilizados para muchas cosas. Algunas veces les quitaban los órganos y otras veces los utilizaban para probar nuevos métodos.

Genética

¿Sabías que la genética era el tema favorito de los nazis?

01

Una vez inyectaron muestras de sangre de un gemelo a otro gemelo, solo para ver que podía pasar. Cuando decidían que estas personas ya no servían para nada, eran asesinados con cloroformo.

Súper niños

Los nazis no solo estaban obsesionados con terminar con las demás razas, sino que también querían superar la suya. Por eso muchas veces utilizaron niños para que crecieran más fuertes, sus ojos fueran claros y tuvieran mejores rasgos ¡qué locura tan grande!

04

Estos son solo unos pocos ejemplos de la espeluznante experimentación nazi que sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Conocías algunos de ellos? ¿Qué piensas al respecto? A nosotros nos han provocado escalofríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *