Encuentran en Mongolia una momia de 1.500 años con botas Adidas

De todos los fenómenos inexplicables, posiblemente el que más llama la atención es el relacionado con las llamadas “anomalías antiguas”. También conocidos como OOPArts, son objetos antiguos, pero en su forma o construcción parecen ser bastante modernos. Son fósiles imposibles, tecnología fuera de lugar y de tiempo, artefactos anacrónicos. En otras palabras, si nuestra historia de la humanidad es la correcta, entonces no deberían existir.

Sin embargo, la comunidad científica descarta la existencia de los OOPArts, afirmando que cada objeto descubierto fuera de lugar y de tiempo tiene una explicación, que corresponden al período histórico en el que están alineados, y que la gente que los construyó eran totalmente capaces de hacerlo. Y aunque esta explicación serviría para algunos de los misteriosos OOPArts hallados en muchas partes del mundo, hay otros que desafían estas explicaciones, pudiendo ser evidencias de que nuestra historia no es la que nos han explicado. En otras palabras, ¿cómo civilizaciones antiguas fueron capaces de crear o construir algunos artefactos increíbles?

Solo hay dos respuestas a esta pregunta, que se trataran de conocimientos de origen extraterrestre o que algunos de estos enigmáticos objetos pertenecieran a viajeros del tiempo. Arqueólogos han descubierto cientos de OOPArts, pero ahora las fotografías de los restos bien conservados de una mujer de origen turco, que datan de hace unos 1.500 años, han causado un gran revuelo en las redes sociales después de que algunos usuarios observaran unas botas marca Adidas en los pies de la momia. Según los teóricos de la conspiración, el calzado moderno es una prueba concluyente de viajes en el tiempo.

Las botas Adidas de otro tiempo

Los restos fueron hallados en el macizo de Altái de Mongolia a una altura de casi 3.000 metros sobre el nivel del mar, en una fosa de unos tres metros de profundidad. Las bajas temperaturas en la montaña han ayudado a preservar los restos. Según dijeron los investigadores, este es el primer entierro turco completo encontrado en Asia Central. Claramente visible en las fotos de la momia de 1.500 años de antigüedad hay una mano y unos pies.

momia-con-botas-adidas

Pero lo que más llamó la atención de muchas personas era que en una de las fotos mostraba como los restos humanos parecía calzar unas botas diseñadas por el fabricante de ropa deportiva alemana Adidas. El calzado de 1.500 años de edad, era asombrosamente similar en apariencia a unas botas Adidas, con sus icónicas rayas. Y los conspiranoicos afirmaron descaradamente que la momia de 1.500 años de antigüedad, era claramente el cadáver muy conservado de un viajero en el tiempo que vino desde el futuro y que tuvo un final inesperado durante su visita a las tribus turcas del macizo de Altái.

Por su parte, los arqueólogos dijeron que estaban trabajando para desempaquetar los restos muy bien preservados. Los arqueólogos esperan que este descubrimiento proporcione nuevos conocimientos sobre cómo los pueblos turcos nativos de Mongolia vivieron en el período del siglo VI d.C..

“Ahora estamos desempaquetando los restos momificados con cuidado y una vez que este proceso se haya completado, los expertos facilitarán más información sobre el descubrimiento”, dijo B. Sukhbaatar, investigador del Museo Khovd en Mongolia.

Según explicó Sukhbaatar al Siberian Times, los pueblos turcos se componen de varios grupos que han vivido en Asia Central y Siberia desde el siglo VI a.C. hasta la actualidad. Hoy en día, viven en muchas partes de Asia y ciertas partes de Europa Oriental, que incluyen los azerbaiyanos, kazajos, tártaros, turcos y los uzbecos. Al parecer, los antiguos pueblos turcos en ocasiones enterraban a sus muertos con los bienes más preciados para que pudiesen usarlos en el mas allá.

“Esta persona no pertenecía a la élite, y creemos que probablemente era una mujer, porque no hay ningún arco en la tumba”, continuó explicando Sukhbaatar.

momia-botas-adidas

Además, en la tumba había un jarrón de arcilla, una silla de montar, almohadas, una cubeta, una brida, una tetera de hierro, un cuenco de madera, antiguas ropas de Mongolia y los restos de un caballo, aparentemente sacrificado en el entierro.

“Podemos ver claramente que el caballo fue sacrificado deliberadamente”, continuó explicando Sukhbaatar. “Era una yegua, entre cuatro y ocho años de edad. Una cosa interesante que encontramos es que no sólo utilizaban lana de oveja, también utilizaban la lana de camello. Podemos datar el entierro por las cosas que hemos encontrado allí, también por el tipo de sombrero. Nos da una fecha preliminar de alrededor del siglo 6 d.C..”

Como siempre, cada vez que hayan evidencias de la existencia de OOPArts o viajeros del tiempo los arqueólogos acaban desaceitándolas para que no se sepa la verdadera historia de la humanidad. En este caso en concreto es realmente asombroso como el calzado de la momia turca tiene un parecido a unas botas Adidas, pero por desgracia nos quedaremos solo con eso, en simple parecido para los arqueólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No Copiar