Encuentran cofre antiguo que puede tener los restos del cráneo de Buda

Los arqueólogos han descubierto lo que piensan podría ser el cráneo de Buda dentro de un santuario de estilo budista ubicado en una cripta subterránea en Nanjing, China.

Dentro de la cripta, que está bajo las ruinas de un antiguo templo budista, los arqueólogos encontraron una vistosa estupa hecho de sándalo, plata y oro, y decorado con cuentas de cristal, ágatas, lapislázuli. Dentro había un pequeño cofre de oro, adornado con imágenes de patrones de loto, aves fénix y dioses con espadas, que contenía un fragmento de hueso de cráneo.

El ataúd de oro fue encontrado dentro de un ataúd mas grande de plata, decorado con apsaras – espíritus femeninos de las nubes y el agua – tocando instrumentos musicales. Ambos ataúdes estaban dentro del altar, o estupa, que es una estructura hemisférica que contiene reliquias de restos de monjes budistas, utilizadas como un lugar de meditación.

La estupa estaba escondida dentro de una caja de hierro, que a su vez estaba guardada en un gran ataúd de piedra en la cripta del alguna vez renombrado Templo Gran Bao’en, así que claramente se realizó un gran esfuerzo por mantener seguro ese pedazo de hueso.

model-stupa-buddha.jpg.imgo

Estupa / Chinese Cultural Relics

silver-coff.jpg.imgo

Ataúd de plata / Chinese Cultural Relics

inscriptionss.jpg.imgo

Inscripciones / Chinese Cultural Relics

Así que, ¿qué tan probable es que el fragmento en realidad perteneciera a Buda o Siddartha Gautama, como también le conocían?

El fragmento de cráneo fue encontrado junto a los restos de santos budistas dentro de tres botellas de cristal. Además estaba acompañado de inscripciones que describían cuando fue hecho el cofre y que también atribuían el hueso a Buda.

De acuerdo con las inscripciones la estupa y los cofres fueron construidos durante el reinado del Emperador Zhenzong, cerca del 997 al 1022 d.C. y fueron colocados en el Templo Gran Bao’en, hasta que fue destruido durante una serie de guerras. Entonces fueron reubicados en la cripta subterránea el 21 de julio de 1011 d.C.

Hasta ahora, todo es evidencia circunstancial, así que los expertos no están listos para asegurar que este hueso de cráneo sea de Sidartha Gautama, no obstante es un gran hallazgo.

Curiosamente, el descubrimiento fue realizado en 2008, por un equipo de arqueólogos del Instituto Municipal de Arqueología de Nanjing, y los restos fueron expuestos en Hong Kong en 2012, antes de ser albergados en el Templo Qixia. Pero no fue hasta su reciente publicación en inglés en el diario Chinese Cultural Relics, que llamaron la atención de los medios occidentales.

A continuación puedes ver el momento de la apertura del cofre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *