Encuentran Arqueólogos un teléfono móvil de 800 años de antigüedad en Austria

Ya quedan pocas horas para acabar este año y dar paso al 2016. El 2015 nos ha dejado noticias realmente curiosas, como Charlie Charlie Challenge, el juego diabólico que fue utilizado para invocar una entidad demoníaca en las redes sociales; el supuesto asteroide que debía causar una extinción masiva en la Tierra en septiembre. O nuestros artículos sobre soñar con seres queridos fallecidos, susurros del más allá y la comunicación con nuestras mascotas fallecidas, que ayudaron a cientos de personas. Porque aparte de publicar noticias, en Mundo Esotérico y Paranormal queremos ayudar a todos aquellos que tienen experiencias que van más allá de lo comprensible y que por desgracia la sociedad no entiende.

Pero queríamos acabar el año con una de esas noticias que nos gustan, que nos sorprende y que genera controversia. Estamos hablando de los OOPArt, supuestos artefactos arqueológicos que desafían la historia de la humanidad. Como ya publicamos, el término “OOPArt” fue acuñado por Ivan T. Sanderson, un biólogo y escritor estadounidense que investigó ciertos artefactos arqueológicos y fósiles anacrónicos y que desafiaban a los principales historiadores sobre su teoría del nivel de avance tecnológico de las culturas y las civilizaciones antiguas. En los últimos años se han descubierto gran cantidad de OOPArts, pero ahora un nuevo artefacto misterioso fuera de lugar y de tiempo descubierto en Austria ha vuelto a causar una polémica en todo Internet.

Un nuevo OOPArt en Austria

Según ha publicado The Inquisitr News, los arqueólogos que excavaban en las ruinas del siglo XIII de Fuschl am See, un municipio de Salzburg-Umgebung, Austria, encontraron un extraño objeto con un sorprendente parecido con un dispositivo móvil inalámbrico moderno, un teléfono móvil. Según se puede apreciar en las imágenes, el objeto parece ser un teléfono móvil de color negro, con nueve teclas escritas similares a la antigua escritura cuneiforme sumeria.

“Según los informes, durante las excavaciones arqueológicas en Fuschl am See, (en Salzburgo), Austria, los investigadores desenterraron un misterioso artefacto del siglo XIII con la escritura cuneiforme con cierto parecido a un teléfono celular”, escribió la página de conspiración “To The Death Media”. “Este tipo de escritura se encuentra típicamente en la actual Irán o Irak (la antigua Mesopotamia). Lo que un dispositivo como este con la escritura cuneiforme está haciendo en Austria es algo que nadie es capaz de entender plenamente o explicar. Lamentablemente la información es limitada. No podemos explicar lo que es, si es real o no, pero nos ha llamado la atención y nos encantaría saber más sobre él.”

telefono-800-anos-austriaSegún los historiadores, el cuneiforme es un antiguo sistema de escritura que surgió en la antigua Mesopotamia (la actual Irak e Irán) en el 3.000 a.C. El periodista e investigador Daniel Muñoz ha confirmado que el extraño objeto se remonta al siglo XIII, hace unos 800 años. Aunque Muñoz admitió que el objeto tiene una sorprendente similitud a un actual teléfono móvil, tampoco aclaró si se trataba de OOPArt.

Según el popular ufólogo Scott C. Waring, editor de UFO Sightings Daily, aseguró que claramente se trata de un teléfono móvil y demostraba que su propietario tenía un conocimiento avanzado del futuro.

“Es evidente que se trata de un teléfono móvil de alguien con un conocimiento avanzado del futuro y lo creó”, escribió Waring. “Se dice que el idioma tiene decenas de miles de años.”

Pero para los conspiranoicos este “teléfono móvil antiguo” es una evidencia de que fue creado por un viajero del tiempo. Otros sugirieron que fue creado por una persona gracias a la tecnología aportada por visitantes extraterrestres. Aunque todos están de acuerdo que este nuevo descubrimiento desafía los principios de nuestra historia, pero los arqueólogos lo han encubierto porque contradicen sus nociones preconcebidas sobre el desarrollo tecnológico alcanzado por civilizaciones antiguas.

telefono-800-anos-antiguedad-austriaPero como siempre ocurre en estos casos, los escépticos aseguran que este nuevo descubrimiento es un engaño y se preguntan cómo un objeto con la antigua escritura cuneiforme terminaría en Austria. Por no mencionar la falta de información sobre el descubrimiento, que para muchas personas es la marca del engaño. También hay que decir que para los escépticos nada es suficiente, ninguna explicación más allá de las oficiales sirve, y que nuestra historia es tal como la han contado los historiadores.

Sea cual sea el verdadero origen de este nuevo OOPArt, acabamos este año 2015 con nuevo misterio. ¿El 2016 será el año de las revelaciones? ¿Descubriremos algún día el origen de los objetos fuera de lugar y de tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *