El vampiro filipino: Manananggal

Filipinas parece haber sido un territorio particularmente proclive a este tipo de seres.

Ya hablamos de La mujer alada de Vietnam vista por marines de EE.UU. fue en la oscuridad de la noche cuando se produjo el evento amenazador; mientras los marines estaban de guardia, manteniendo una cuidadosa vigilancia del Vietcong.

Hoy es el turno de otra criatura muy similar a la que vieron los marines y muy semejante a los vampiros Europeos, el llamado Manananggal.

Esta criatura presenta ciertas semejanzas con el Aswang: por su naturaleza demoníaca, su gusto por la sangre y la habilidad para robar los fetos de mujeres embarazadas. Sin embargo, al contrario que el Aswang, parece no tener una faceta humana ni ser capaz de interactuar con los vivos en el día.

Manananggal-620x350Recordemos que el Aswang, de acuerdo con las leyendas, puede mostrar una faceta completamente humana en el día, y quienes son allegados a él pueden estar seguros de que jamás sufrirán ningún tipo de ataque. Incluso se cuenta que cuando un Aswang se casa con un humano convierte a este en uno de los suyos.

Los Manananggal

Son seres oscuros, malignos, que persiguen a las personas en medio de la noche. No pueden sobrevivir en el día: su misma naturaleza no se los permite, y por lo tanto deben buscar un refugio siempre que sale el sol.

Al igual que los clásicos vampiros de la tradición europea, los Manananggal parecen odiar la sal y sufrir seriamente ante la presencia de ajo. La coincidencia entre estas dos leyendas ha llevado a muchos a suponer que el vampiro filipino apareció como consecuencia del arribo de europeos a la región, y que se trata de una leyenda “importada”, por así decirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *