El misterio del cráneo de Mitchell-Hedges

La calavera de cristal más famosa pero a la vez más misteriosa del mundo, es la calavera de Mitchell-Hedges… por dos rezones:

1.- Es muy similar a la forma de un cráneo humano real, incluso con una mandíbula desmontable. En cambio, las más conocidas calaveras de cristal son de una estructura más estilizada, a menudo con características poco realistas y los dientes que son simplemente grabados en un pedazo del cráneo único.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2º.- En segundo lugar, no se sabe cómo fue construido. Desde un punto de vista técnico, parece ser un objeto imposible de construir que, los escultores más talentosos del momento y los ingenieros no han podido duplicar.

Fue descubierta en la Honduras Británica de 1927 cuando el explorador británico FA Mitchell-Hedges estaba buscando la Atlántida… o al menos eso dice…

highres_8284743-620x350

El cráneo Mitchell-Hedges es de cristal de cuarzo claro, y tanto el cráneo y la mandíbula se cree que provienen de la misma bloque sólido. Su peso es de 5 kg y es aproximadamente 15cm de alto, 13cm de ancho. A excepción de las anomalías leves en las sienes y los pómulos, es prácticamente una réplica anatómicamente correcta de un cráneo humano, un cráneo femenino.

Los investigadores encontraron que el cráneo había sido tallado en contra del eje natural del cristal. Y esto es muy difícil porque tallar “a contrapelo” obligada a romper la pieza, incluso con el uso del láser y otros métodos de alta tecnología de corte.

Para complicar aún más el misterio del cráneo, no se encontraron arañazos de ningún tipo, que sirvieran para dar forma a esta pieza. Por eso se cree que se ha realizado ( o mejor dicho finalizado) con una solución acuosa abrasiva… pero que costaría tanto trabajo que hubiera costado a cualquier hombre más de 300 años su elaboración.

Bajo estas circunstancias, los expertos creen que la elaboración de una forma tan compleja como el cráneo de Mitchell-Hedges es imposible… uno de los investigadores comentó: “Esta maldita cosa simplemente no puede hacerse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *