El misterio de la muerte de Juan Ramón Sáenz

El conductor de ‘La mano peluda’, Juan Ramón Sáenz Esquivel, falleció luego de una vida dedicada al estudio de los fenómenos paranormales.

La noticia de su muerte tomó por sorpresa a propios y extraños, y no tardó mucho en especularse que el deceso se debió a que el locutor estaba inmiscuido en cosas que no son típicas de ver.

Saltó a la fama en el programa radiofónico ya mencionado, en donde daba a conocer historias de sucesos fuera de lo común, que incluían fantasmas y terroríficas apariciones.

Fue en 1995 cuando creó y produjo dicho programa al lado de Ignacio Muñoz, que años más tarde conduciría y estallaría en altos niveles de audiencia en México y Estados Unidos.

Luego de 15 años de trabajo, abandonó el proyecto en 2010, y para el año siguiente comenzó con planes de una nueva sección para el programa “Extranormal”, que se transmitía por la señal de Azteca.

Fue ahí en donde apenas tuvo dos intervenciones: una en donde presentó sus mejores casos documentados de radio y el otro con un satanista.

Fue en esta última que le realizó una entrevista a Josué Velázquez, quien en sus propias palabras se describió en su pasado como un “cúmulo de energías malas, realmente en mí existían una revolución de energías malas, de espíritus”.

Muchas personas aseguraron que este hombre provocó la muerte del propio Juan Ramón y también una serie de increíbles accidentes de personal de producción de “Extranormal”, debido a sus malas “energías”.

Cuando se le preguntó acerca de esto, Velázquez respondió que “No necesariamente. Yo era un cúmulo de energías. Sí existe la posibilidad de que su estado de energía de ellos permitiera el ingreso de estas cosas”.

Abundó que “no fue un deseo mío o jamás lo promoví, eran personas que ya estaban débiles, y que se vieron vulnerables a energías. A Juan Ramón querían verlo muerto”.

Fue con estas palabras últimas que dio sus impactantes declaraciones el sujeto que habría confesado estaba poseído por entes que no deseaban el bien a Juan Ramón, quien era muy querido por su público y que murió de un supuesto paro cardíaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook