EL ECLIPSE BÍBLICO QUE REESCRIBE LA HISTORIA “EL DÍA EN QUE SOL Y LA LUNA DEJARON DE MOVERSE”

El evento astronómico, que tuvo lugar el 30 de octubre de 1207 a. C., podría afectar la cronología del mundo antiguo en más formas de lo que imaginamos. Científicos de la Universidad de Cambridge han combinado un pasaje de la Biblia y un texto egipcio para determinar la fecha de lo que podría ser el eclipse solar registrado más antiguo, según un estudio publicado en la revista Astronomy & Geophysics.

En su investigación, los expertos han especificado las fechas en que reinan ciertos faraones egipcios, en particular, Ramsés el Grande, esto podría llevar a un reajuste en los cálculos de los egiptólogos, reescribiendo así la historia. Aquí te decimos porque:

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO, EL LIBRO DE JOSUÉ EXPLICA QUE EL SEÑOR EN PRESENCIA DE ISRAEL LE DIJO:

“Sol, detente sobre Gabaón, y tú, luna, sobre el Valle de Ajalón. Entonces el sol se detuvo, y la luna se paró, hasta que la nación se vengó de sus enemigos, como está escrito en el Libro de Jashar. “El sol se detuvo en el medio del cielo y se retrasó un día completo. Nunca ha habido un día como este antes o después, un día en que el Señor escuchó a un ser humano. ¡Seguramente el Señor peleaba por Israel! – Josué 10: 12-14.

“Si estas palabras describen una observación real, entonces se estaba produciendo un gran evento astronómico: la pregunta que debemos resolver es qué significa realmente el texto”, dijo el coautor del artículo, el profesor Sir Colin Humphreys, del Departamento de Materials Science & Metalurgy, en un comunicado.

Normalmente, las “traducciones al inglés moderno” interpretan que “el Sol y la Luna dejaron de moverse” pero, de acuerdo con el texto original en hebreo, “determinamos que un significado alternativo” podría ser que el Sol y la Luna “dejaron de brillar”, explica Humphreys.

El fenómeno podría haber sido un eclipse solar, cuando la Luna se encuentra en el camino entre la Tierra y el Sol, una interpretación respaldada por el hecho de que la palabra hebrea traducida como “quedarse quieto” tiene la misma raíz que un término babilónico que aparece en textos astronómicos antiguos para describir eclipses.
Via: www.ancient-code.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook