El árbol del vampiro, Leyenda mexicana

Las raíces se hundían en la tierra atravesando el sepulcro. ¿Dónde estaba? ¿Había alguna historia detrás? Así descubrí la leyenda del “árbol del vampiro”.

El árbol del vampiro (Leyenda mexicana)

La tumba y el misterioso árbol se encuentran en el Museo Panteón de Belén, en Guadalajara (Jalisco, México). En el Panteón de Belén se encuentran enterradas numerosas personalidades mexicanas y son numerosas las historias aterradoras que se cuentan sobre él. Estuvo en funcionamiento solamente 50 años y la última inhumación tuvo lugar en 1896.

panteondeBelén2
Museo Panteón de Belén

Cuenta la leyenda que a finales del siglo XIX se trasladó a vivir a Guadalajara un extraño personaje. Sus ropas eran siempre de color negro y jamás se le veía salir de su casa durante las horas de sol. A la vez que el forastero se instalaba empezaron a descubrirse animales muertos, sin una sola gota de sangre en sus cuerpos y dos pequeñas marcas en sus cuellos. La población pensó que se debía a algún tipo de enfermedad epidémica y no dieron más importancia al suceso. A los pocos meses no fueron animales los que aparecieron exanguinados sino jóvenes de la ciudad. Además de la carencia total de sangre en sus cuerpos tenían las mismas marcas en sus cuellos que presentaban los animales.

PanteondeBelen
Museo Panteón de Belén
Las desapariciones de los jóvenes tenían siempre lugar por las noches y sumando esto a las marcas y la falta de sangre de los cadáveres, se pensó en la existencia de un vampiro. Un grupo de valientes decidió atrapar al asesino y pusieron como señuelo a un joven voluntario. El vampiro cayó en la trampa y fue atrapado por el grupo. Resultó ser el misterioso forastero que vestía de negro y salía únicamente por las noches. Recabaron información sobre lo que había que hacer para dar muerte a un vampiro y se les aconsejó que se le clavase una estaca de madera en el corazón.

tumbapequeña

Tumba y árbol del vampiro. Museo Panteón de Belén

Así lo hicieron y posteriormente lo enterraron en una tumba del Panteón de Belén. Al día siguiente los asombrados ciudadanos vieron que de la estaca clavada en el vampiro había brotado un árbol. La lápida se veía atravesada y desde entonces la leyenda dice que el día que el árbol rompa la piedra por completo el vampiro volverá a la vida escapando de su encierro.
vampiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook