Creemos haber encontrado una entrada a la mítica tierra de Hiperbórea: Investigadores

La búsqueda de la mítica tierra de Hiperbórea podría estar relacionada con un gran descubrimiento realizado por investigadores, quienes encontraron los restos notables de un antiguo observatorio y unas tallas inusuales en la pared de una montaña en el noroeste de Rusia.

Un antiguo observatorio y la talla en roca de un gigante cerca de las orillas del lago Seydozera, que significa “lago sagrado” en la lengua de los indígenas Sami, se cree que son claros indicios que apuntan hacia la tierra olvidada de Hiperbórea – una tierra sagrada similar a las míticas Shambala y Atlantis.

Kuiva the Giant (Kuiva el Gigante)

Se trata de una silueta colosal incrustada en el acantilado de la montaña Kuivchorr que vigila el lago sagrado, y también es de suponer que guarda la entrada secreta a la legendaria ciudad. De acuerdo con las creencias locales, «Kuiva the Giant» era un viejo mago que una vez luchó contra los sami. Tenía su propio asistente y se enfrentó al gigante con valentía, pero sin éxito. Cuando la batalla parecía estar perdida, la gente de Sami invocó la ayuda de los dioses en un último y desesperado intento. Los dioses respondieron, y enviaron los rayos de fuego hacia el gigante que chocó contra la montaña y se incineró.

La huella del cuerpo del gigante caído es visible aún hoy en día en la roca Angvundaschorr, el pico más alto de la tundra Lovozerskaya. Una curiosa observación es que las piezas de la roca donde el gigante encontró su final se están desmoronando, pero la huella del gigante permanece intacta. ¿Es posible que esto se destaque como un marcador que conduce a una entrada secreta a Hiperbórea?

cueva-el-giganteKuiva the Giant. Según los mitos, esta extraña marca en la pared de roca fue dejada allí cuando los dioses enviaron unos rayos para incinerar a un gigante. A pesar del paso del tiempo las marcas no han desaparecido.

En caso de que no haya oído hablar de los hiperbóreos, se dice que ellos eran un grupo de personas míticas descritas en la mitología griega que habitaban “más allá del Viento del Norte”, en una tierra supuestamente utópica, donde el sol brillaba las veinticuatro horas del día, que según conocimiento actual podría estar en algún lugar dentro del círculo polar ártico. Otros analistas sugieren que la tierra de Hiperobórea no es un lugar definido, ya que, según el poeta griego clásico Píndaro, «ni por barco ni a pie se podía encontrar el camino maravilloso de los hiperbóreos.» Esto también podría significar que este mítico lugar estaba bien escondido, y el que intentó encontrarlo solo halló un callejón sin salida, a menos que alguien supiera acerca de la entrada secreta y cómo atravesarla.

Otros relatos griegos se refieren a los hiperbóreos como personas que poseían conocimiento sagrado, porque ellos tenían una estrecha relación con los dioses. Se dice que el mismo Apolo descendió del cielo para visitar esta antigua cultura.

En apoyo a la teoría anterior, Valentina Sharipova, directora de Hiperbórea, que es una organización de investigación de la ciudad-puerto de Murmansk, ha afirmado que los orígenes del nombre “Kola” están relacionados con el nombre del Dios Sol Eslavo, Kolyada, que podría también ser una personificación de Apolo. Otro aspecto interesante es la traducción del nombre “Hiperbórea”, que en griego significa «más allá del viento del norte». Resumiendo esto, el equipo ruso de investigadores creen que están cerca de encontrar esta cultura olvidada por largo tiempo.

hyperborea-2«Recientemente se encontraron restos de un observatorio: piedras con huecos, los cuales fueron dirigidos hacia la estrella polar», declaró Sharipova. «Muchas rocas tienen inscripciones o runas talladas en ellos.»

Otros aspectos enigmáticos de la historia implican el descubrimiento realizado a principios del siglo 20 de una entrada subterránea cerca de las orillas del lago Seydozero. El explorador Alexander Barchenko que encontró la grieta, más tarde murió de un disparo y su descubrimiento fue encubierto por las élites dirigentes de la comunidad científica, tal como lo informó RBTH.

Afortunadamente, el trabajo de Barchenko ha sido reanudado a través de la organización Cosmopoisk. Sus miembros ya han descubierto varias cuevas y grietas, pero ninguno de ellas resultó ser de alguna importancia aún.

«Vamos a tener una respuesta a este misterio sólo después de que encontremos todas las cuevas», dijo Vadim Chenobrov, director del grupo de investigación e investigador de fenómenos inexplicables. «Estoy preparado para cualquier cosa que nos encontramos. Con respecto a las ciudades antiguas, creo que si encontramos algunas estructuras, van a estar bajo tierra o bajo el agua. Espero que algunas de estas leyendas sean verdaderas».

Es probable que Hiperbórea sea más que un mito; desde hace mucho tiempo existen referencias detalladas que provienen de Herodoto, «Historias», escritas aproximadamente en 450 AC. En su libro, el historiador griego también menciona otras tres fuentes que hablaban de Hiperbórea, entre los que menciona a Hesíodo y Homero, renombrados poetas y pensadores de la antigua Grecia.

Entonces, ¿es posible que Hiperbórea sea algo más que un mito? Si es así, sería sólo cuestión de tiempo descubrirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *