Científicos de la Universidad de Birmingham Afirman que los bombarderos de la Segunda Guerra Mundial modificaron el clima

Un asombroso estudio realizado por científicos de la Universidad de Birmingham demuestra que la Segunda Guerra Mundial no solo tuvo un saldo trágico y catastrófico en cuanto a pérdidas humanas y materiales durante la duración de la contienda bélica, sino que también afectó al planeta a largo plazo.

Más precisamente, la presencia de bombarderos en el sureste de Inglaterra habría contribuido al cambio climático. En el artículo, publicado por la revista International Journal of Climatology, se analizan los registros de operaciones de las fuerzas armadas del Reino Unido y los EE.UU., y se cotejan los datos climatológicos de la década de 1940, logrando detectar los niveles de nubosidad generados por los miles de bombarderos aliados que despegaron de Inglaterra entre 1943 y 1945.

Por ejemplo, el bombardeo de la mañana del 11 de mayo de 1944, que implicó a más de 1400 aviones, hicieron descender la temperatura 0,8ºC sobre las bases militares, lo que da una muestra significativa del efecto de estos movimientos bélicos sobre la atmósfera terrestre.

“Mirando hacia una época en que la aviación se producía en grupos concentrados con fines militares resulta más fácil separar este fenómeno de otros que también afectan al clima”, explica Rob MacKenzie, coautor del estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *