Arqueólogos confirman que la Puerta del Infierno está en Nicaragua

Hace 500 años, españoles e indígenas creían que el volcán Masaya era una puerta al mismísimo infierno. Hoy, un reconocido canal de televisión reunió a expertos del mundo para analizar lo que consideran seis “puertas al infierno”. Entre ellas, el volcán nicaragüense.

El volcán Masaya es el más activo de Nicaragua. Su columna de humo es constante, en ocasiones se puede ver la lava en movimiento desde el borde sur del cráter. Su última erupción importante ocurrió en el año 1670.

La leyenda cuenta, que en una oportunidad, un fraile en los principios del S. XVI descendió al cráter del volcán con una pequeña cruz de madera como única protección. Estando abajo vio ante él lo que para algunos es la puerta a los dominios del Diablo. Como una alerta y una invitación al arrepentimiento el sacerdote hace colocar una cruz de madera que protege la entrada a la “boca del infierno”.

Quinientos años más tarde de esta exploracion, la leyenda se recrea en la pantalla chica como parte de un documental presentado por History Channel.

Aquellos arqueólogos que han investigado el volcan lo han denominado como “tenebroso” y los antiguos indígenas del territorio aseguraban que el cráter era la entrada hacia el mundo de los muertos.

Con esto se convence que son las puertas del inframundo al relacionar el lugar con las sagradas escrituras donde se menciona cómo Satanás fue arrojado a una fosa gigante en el subsuelo, “una especie de ciudad de castigo” y así fue que ubican una cruz en su cima para limpiar los pecados de las almas. Todo coincide en que los sumerios y otras culturas también creían en un submundo y todas las descripciones de diversas religiones son similares al referirse al infierno.

Los cientificos que han analizado este lugar confirmaron con pruebas este habllazgo, los invitamos a ver estos documentales en los siguientes links.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *